Lecturas en Android

A continuación unos pasos para leer webs grandes en un dispositivo con Android. Si sólo lo utilizas para jugar a lo de tirar pollos quizá encuentres provechosa la entrada, quien únicamente usa el ecosistema del Aple o la nube de Amazon lo que sigue le será de escasa utilidad. En cambio si tienes a mano un cacharro con Android, no esperes más, quítaselo al niño y convierte ese sacacuartos en UNA LIBRERIA. Qué no es lo más adecuado para leer, de acuerdo, para leer es mucho mejor el libro eléctrónico, pero hasta que no llegue una tinta eléctrica con colores y frecuencia de refresco decentes los tablefonos de pantallas retroiluminadas no están mal para lecturas caseras de páginas web que contengan ilustraciones. Y puesto que nos permiten fingir dormir mientras leemos debajo de las sábanas no existe hoy nada más adecuado para burlar durante la noche la vigilancia de los papás.

Bien, imaginemos que desde el computador del escritorio encontramos una web que atesora una recopilación interesantisima de textos del filósofo Jacques Lacan acompañados de alegres ilustraciones de Francis Bacon pero, si no la cordura, al menos desearíamos mantener a salvo el culo. Se trata de no espachurrar las posaderas leyendo al pensador francés desde la silla del ordenador, sino llevándolo a sitios distintos como el sofá, la cama o el retrete. Se dirá que es suficiente con enviar el enlace desde el ordenador del escritorio al navegador de la tableta para leer la página desde allí, pero los navegadores no son cómodos con textos extensos y aunque algo mejoran si tenemos la página adaptada a dispositivos movibles o si la pasamos por servicios/apps como Readability o Pocket programas dedicados a trabajar con libros hacen la lectura mucho más placentera.

Mi receta es fabricarnos nuestra propia nube de libros. Y lo primero que hay que hacer es poner en marcha una nube en Dropbox o Drive y distribuirla entre los PCs y los dispositivos móviles. A partir de ahí (situados en el PC), por medio de una extensión de Firefox convertimos en epubs todas las páginas de Jacques Lacan que nos parezcan merecedoras de una lectura atenta. Existen dos extensiones para ésto, una muy interesante, Grabmybooks y otra muy cómoda, Dotepub. Como en ocasiones falla la epubización, tras convertir la página a epub, revisamos que todo salió bien con otra extensión que reproduzca epubs en el navegador, ésta puede ser EPUBReader o Lucifox. Lo último también se podría hacer con un programa como Calibre (con Calibre en realidad se puede hacer de todo), pero entonces hay que salir del navegador y se nos complica más el proceso.

Y el proceso debe ser rápido. Primero epubizar la página, segundo, comprobar que no salió en dialecto cantonés y tercero, meter el archivo en el saco de Dropbox o de Drive. En este caso dentro de una carpeta con el nombre de Jacques Lacan, nuestro filósofo favorito. Una vez estemos trasteando con el tablefono, por ejemplo cuando un amigo nos esta contando su vida, hacemos que le escuchamos mientras entramos en el explorador que tenemos conectado a la nube, abrimos la carpeta de Jacques Lacan y arrancamos el archivo epub con una app para libros. Recomiendo Moon+Reader que conecta directamente con las carpetas de Dropbox y Drive, y así no hay que salir del programa para abrir el epub. Además tiene la opción de sincronizar los archivos de modo que la última página leída aparece en cualquier dispositivo que se tenga conectado a la nube.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Si desea mantener el anonimato mejor elegir la opción de "comentar como: nombre/URL" y utilizar cualquier nick. Recuerde que en Internet escribir sólo en letra mayúscula significa gritar.

Dibujo de Sol Daiana Murua
"Sol de marzo" de Sol Daiana Murua

Apertura sonora del blog cortesía de Violeta