No es un asunto menor

La Ley Sinde no es un problema pequeño, sólo ella ya justificaría de sobra el follón de #nolesvotes. Si, este movimiento también es una respuesta a todos los desaguisados y pillajes que han organizado y pretenden llevar a cabo los partidos más gordos, pero el ataque a Internet no es un asunto secundario. La ley amenaza la naturaleza actual de la red (los hiperenlaces) oscurecerá Internet, llenará de obstáculos cualquier empresa y representará inseguridad y perdida de oportunidades para miles de creadores/usuarios que monetizan sus webs y se proponían generar riqueza con su trabajo. La ley convertida en herramienta habitual de los cretinos puede significar el ocaso de la Internet de los ciudadanos, y como cretinos tenemos de sobra no es descabellado temer que vaya a ser de ese modo. Estamos amenazando la naturaleza actual de la red, amenazamos en definitiva nuestra forma de compartir información.

Esta ley no es un tema menor frente a la crisis económica o la corrupción, de hecho es un problema que generará más crisis y es el resultado de la corrupción en la que se encuentra orgullosamente instalada cierta clase política. Pero en los foros se dice que es un problema menor. En la mayoría de casos habla la ignorancia, y sin embargo creo que debería preocuparnos más la ignorancia de la gente buena que la astucia de los villanos, porque los villanos siempre son pocos, pero la ignorancia es abundante y muy cansina si cuenta con un teclado y acceso a la red, aunque para ser verdaderamente desesperante sólo tiene que aglutinarse con la cotidiana moral del esclavo que aparece en los discursos miopes de los que ponen por encima de sus derechos y de su libertad el voto sectario al grupo de políticos locales que creen gestionará mejor el alumbrado público de su pueblo. Hay que decirle a esa ignorancia que si todo se reduce a asegurarse el plato de lentejas, a tener la panza llena y bien alumbradas las calles entonces si es cierto que nos merecemos las cadenas y que nos gobierne cualquier banda de filibusteros.

Como otros muchos ciudadanos yo tampoco me resigno, y por lo menos soy capaz de vislumbrar que la Ley Sinde es un problema tan grave como perder el trabajo o quedarse sin cine español, porque atañe a nuestro derecho a expresarnos, adquirir conocimientos y compartirlos, tiene que ver con cómo queremos que sea nuestra civilización, tiene que ver con lo que somos. Y si no podemos ser lo que somos el trabajo, el cine y el plato de lentejas no tienen sentido. Para obtener las lentejas y cuidar de nuestro cine no es necesario oscurecer Internet y reducir aun más la libertad y los precarios derechos que hemos conseguido. Quiero que la sociedad proteja e incentive la cultura e incluso el cine español, pero no deberíamos aceptar que hay que optar entre democracia y hambre o tener las lentejas garantizadas pero dentro de un feudo regentado por títeres y gobernado por la SGAE.

11 comentarios:

pepeworks dijo...

Apoyo absolutamente todo lo que dices.
Saludos ;)

Heli dijo...

Pensamos lo mismo en esto, yo también apoyo lo que digo! :D

Anónimo dijo...

Apartir de ahora pierdes un lector . guapo!! censurador

Camino a Gaia dijo...

Las implicaciones de la ley Sinde son muy graves. Estoy completamente de acuerdo con lo que expresas.
Añadiría que la mercantilización de la red solo puede llevarnos al mismo estado en que se encuentra la televisión.
La propiedad privada es el derecho a privar a otros del acceso a un bien. Cuando ese bien es el conocimiento o las ideas la alienación está servida.

Heli dijo...

La sensación que tengo es que muchos internautas y blogueros, a pesar de que invierten cada vez más tiempo y trabajo en la red aun la están viendo en el siglo XX, como si Internet siguiera siendo simplemente el juguete donde chateábamos en los 90. La información seria e importante, y el arte "de-verdad" seguirían sujetos a la industria (las discográficas, editoriales y los grandes medios de prensa y TV), mientras que los juguetes son prescindibles para los adultos, más aun si resulta que se vuelven una amenaza para esos mismos medios y demás "industrias de la cultura". Creo que todo eso tiene algo que ver con la incapacidad de muchos internautas de aterrorizarse cuando aprobaron la Ley Sinde.

dale calor dijo...

totalmente de acuerdo con vosotros, que pidan donaciones los autores y seguro que sacaran tambien una buena tajada por su trabajo
http://dalecalor.blogspot.com/2011/03/antes-de-las-proximas-elecciones.html

ToxicPorcelainx dijo...

Sin duda la Ley Sinde es un ataque directo a nuestra libertad de expresión y un paso atrás en lo que respecta al avance en Internet.
(Me a gustado mucho tu blog)

saludos!

Heli dijo...

Lo que va a generar la ley Sinde es un poco más de caos, por si no tuviéramos ya bastante. La sociedad va a despilfarrar recursos en hacer que persigue el intercambio de archivos, la industria de contenidos no va a ganar nada porque el intercambio seguirá de formas más sofisticadas. Los favorecidos en este río revuelto van a ser principalmente los abogados. Lo único positivo de todo esto es que se generalicen programas y protocolos de comunicación más seguros y, si aprietan mucho las tuercas con el tema del control de la red obligaran a la instalación masiva de redes libres como Guifinet. Un gusto que te hayas pasado por el blog @ToxicPorcelainx

Anónimo dijo...

Muy buena la web nolesvotes, dice grandes verdades sobre las consecuencias de votar a PP, PSOE y CiU. Voy a hacerles caso y votaré al PNV.

Publicar un comentario

Si desea mantener el anonimato mejor elegir la opción de "comentar como: nombre/URL" y utilizar cualquier nick. Recuerde que en Internet escribir sólo en letra mayúscula significa gritar.

Dibujo de Sol Daiana Murua
"Sol de marzo" de Sol Daiana Murua

Apertura sonora del blog cortesía de Violeta