El día del orgullo de los monos

Hoy me sumo al Día del Orgullo Primate. No viene mal este día porque, hasta en los grupos de primates más cultos, subyace cierto desasosiego existencial con los pobres monos. Fuera de la esfera de la ciencia se suele hablar de la evolución del ser humano olvidando inadvertidamente a nuestros parientes. Aunque utilicemos autos voladores y nos teletransportemos a la velocidad de la luz no estamos tan lejos de la inquietud que mantenía sobre este asunto la sociedad victoriana. Escondemos un inconfesable horror al mono, y donde mejor se aprecia es en las tertulias de Teleidiota o de Radioimbécil.

Pongamos que gracias a que una noticia viene respaldada bajo el término "hobbit" el Homo floresiensis logra esquivar los escudos anticiencia que mantienen levantados las redacciones de los grandes medios, de modo que en una de esas los tertulianos se topan de improviso con la evolución. Durante el vergonzoso debate entre ignorantes y desinformados es seguro que uno de los participantes dirá que venimos del mono, y es más seguro que al instante acudirá un bienintencionado para corregirle aclarando que "no venimos del mono, sino de un antepasado común". Una vez que se ha utilizado la frase nadie discutirá si el tal ancestro era un ángel o un bicho peludo y con aspecto de mono, si. Y pasa con frecuencia, alguien suelta la dichosa frase y mientras unos dan por concluido el tema suspirando aliviados otros se quedan inusualmente silenciosos. Lo curioso es que los tertulianos de Teleidiota o de Radioimbécil acostumbran a generar una verborrea inacabable sobre cosas o eventos que describen con minuciosidad pornográfica, pero en cambio dejan sus sesos pegados en la palabra "antepasado", y de repente parece como si se desinflara la oratoria y la valentía para ir un poquito más allá del término.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Si desea mantener el anonimato mejor elegir la opción de "comentar como: nombre/URL" y utilizar cualquier nick. Recuerde que en Internet escribir sólo en letra mayúscula significa gritar.

Dibujo de Sol Daiana Murua
"Sol de marzo" de Sol Daiana Murua

Apertura sonora del blog cortesía de Violeta