Una aparición escéptica



Un poco de navaja de Ockham por gentileza de Almudena (y de RiulDoamnei). Siempre viene bien tener la navaja mano guardada en algún bolsillo, sobre todo cuando nos enredamos con explicaciones demasiado complejas y extraordinarias. Es divertida la paradoja de que el papel del escéptico que cuestiona las revelaciones lo tenga otro personaje sobrenatural (desde el punto de vista de la protagonista me imagino). Si Juana fuera más espabilada habría cuestionado la presencia del misterioso monje utilizando su propia navaja, y al pobre no le quedaría otra que desaparecer o contradecirse y acabar dando clases de teología en París.

Entradas relacionadas:

1 comentarios:

Satán azul Siringo dijo...

"No viste lo que era Juana, viste lo que querías ver."
- Yassssss, que me recuerda esto a las relaciones sentimentales.
Chapeau por el "trailer".
:-)
Salu2
Y como decía Tinín, ... realidades hay millones.
XD

Publicar un comentario

Si desea mantener el anonimato mejor elegir la opción de "comentar como: nombre/URL" y utilizar cualquier nick. Recuerde que en Internet escribir sólo en letra mayúscula significa gritar.

Dibujo de Sol Daiana Murua
"Sol de marzo" de Sol Daiana Murua

Apertura sonora del blog cortesía de Violeta