La homilía del arzobispo

"Si la mujer aborta, el varón puede abusar de ella", así titulaba una noticia el Correoweb.es citando una frase de una homilía del arzobispo de Granada. Al leer esto parece que el clero esta incitando al maltrato de señoras como castigo por abortar. El cuerpo de la noticia ahondaba aun más en el malentendido, de modo que un montón de gente cabreada pensó que el arzobispo promovía directamente las violaciones entre los católicos, y ahora exigen que la justicia actúe contra el pobre. En realidad el mensaje original decía:

"Pero matar a un niño indefenso, ¡y que lo haga su propia madre! Eso le da a los varones la licencia absoluta, sin límites, de abusar del cuerpo de la mujer, porque la tragedia se la traga ella, y se la traga como si fuera un derecho (...)".

El arzobispo está informando a sus feligreses de un síntoma (el abuso) que origina la conducta que trae consigo el aborto. Como buen católico en realidad esta diciendo que las mujeres no tienen capacidad de decidir en una relación si antes no consiguen mantener ligado el sexo a la reproducción. Por lo tanto no estaba sugiriendo que la señora que aborta puede ser abusada por el hombre, sino que estaba avisando de que al abortar la mujer renuncia a reproducirse, con lo que también renuncia a su autonomía, y el hombre entonces se ve con licencia absoluta para aprovecharse y desentenderse, cosa que seguramente el arzobispo entiende como una conducta reprobable, pero también inevitable y por supuesto culpa de las católicas que están dispuestas a tener sexo sin convertirse en madres. Según esta antropología esas mujeres deben actuar como una especie de inconscientes, sumisas a las decisiones del macho, que impone sus deseos cuando asume que su compañera ya no esta en condiciones de disuadirlo de su comportamiento con la perspectiva de cargar con una prole. El discurso del arzobispo es coherente con su religión machista, si hay que pedir cuentas a alguien sería más interesante ir contra la fuente que ha programado a este pobre hombre.

4 comentarios:

Lonebeatle dijo...

Creo que tu explicación hace aún peor el concepto que ya se tiene de tan desviada persona de la tercera edad...

Bambú dijo...

Aunque lo que parece que dice no sea lo que quiera decir, no deja de ser reprobable. Si las mujeres deben mantener el sexo ligado a la reproducción, también los hombres, recoño.

Por otro lado, no soy para nada partidaria del aborto (a partir del quinto mes de embarazo) pero este planteamiento prohíbe también el uso de anticonceptivos, que no es matar, sólo evitar que se produzca la vida.

Alea dijo...

Leído hoy en El País, son las declaraciones de la directora de un orfanato destruido por el terremoto en Haiti.

"A partir de los 14 años los padres de las familias pobres presionan a sus hijas para que vayan buscándose la vida", añade una secretaria que conoce el centro. "Las jóvenes se buscan un novio y creen que quedándose embarazadas lograrán mantener al hombre a su lado. Pero yo les digo a mis amigas que, a menudo, ocurre precisamente lo contrario. Que el hombre huye en cuanto se ve con la carga de un hijo. Y entonces es cuando las mujeres terminan dejando a sus niños en los orfanatos".

Este es un escenario no demasiado lejano incluso en España. Es el escenario es el que las declaraciones de nuestro ínclito obispo cobran sentido.:
Mujer no preparada para competir en el mercado laboral cuya única salida es el matrimonio, competencia dura, la mujer oferta sexo, hombre “abusa” de la situación de necesidad de la mujer y toma sexo. Si hay embarazo, puede que se responsabilice de la mujer y el hijo, si no hay embarazo o aborta no hay necesidad de responsabilizarse y la oferta de sexo con la esperanza de recibir protección esta destinada al fracaso. Claro que a veces se queda sola y con hijo a cuestas o en orfelinatos.
El pobre obispo no entiende que hoy la mujer tiene sexo si lo desea, que no necesita ofrecer sexo a cambio de protección, que sabe y puede salir adelante sin la protección de un hombre, que no necesita enganchar un hombre a base de hijos. Que será madre cuando desee serlo. Ya no hay orfanatos y no es precisamente gracias a dios ni a sus obispos sino a la educación de la mujer, a la anticoncepción y el por nadie deseado ultimo recurso, el aborto.

Publicar un comentario

Si desea mantener el anonimato mejor elegir la opción de "comentar como: nombre/URL" y utilizar cualquier nick. Recuerde que en Internet escribir sólo en letra mayúscula significa gritar.

Dibujo de Sol Daiana Murua
"Sol de marzo" de Sol Daiana Murua

Apertura sonora del blog cortesía de Violeta