Religión en apuros

Una noticia sobre el estudio de identificación religiosa americana (ARIS 2008) dice que la iglesia de la cienciología esta perdiendo adeptos (de los 55.000 fieles que tenía en 2001 a 25.000 hacia 2008). No se como de fiable será la noticia porque en ese estudio no he logrado descubrir algo que indique tal cosa (a lo mejor se me ha pasado el dato), por el contrario encontré que el grupo de religiones minoritarias, en el que incluyen a la cienciología, ha subido en un millón y pico de seguidores entre 2001 y 2008. Aun así puede ser uno de los cultos que haya declinado dentro de ese grupo. Quizá este negocio culto no acabe prosperando, pero desde luego no fracasará por la historia en la que se fundamenta. No le puede ir tan mal a una religión que se basa en un relato que habla de un extraterrestre malvado (Xenu) que envía a la Tierra a millones de paisanos de la Confederación Galáctica y los volatiliza a todos metiéndolos dentro de volcanes y haciendo explotar bombas de hidrógeno, para luego someter las almas de los fallecidos (¿?) a un lavado de cerebro que las acabará llevando a invadir los cuerpos de Homo Sapiens prehistóricos, creando de este modo disgustos y malos rollos en la humanidad hasta el día de hoy.

Según la Wiki los adeptos evitan mencionar públicamente a Xenu y sus historias sobre extraterrestres, y la organización se preocupa de no propagar este relato en sus campañas de marketing evangelización. Yo que los cienciólogos tomaría ejemplo de religiosos que durante veinte siglos han estado realizando pinturas, obras teatrales, películas y canciones sobre la historia de un tipo fecundado por un gran espíritu y nacido de una virgen, que resucitó de entre los muertos, chamuscó una sábana y se elevó a los cielos para bajar más adelante y hacer salir a los muertos de sus tumbas. A ellos no les ha ido tan mal. En religión lo absurdo es garantía de éxito, y una historia suficientemente delirante, contada con gravedad y pompa, siempre tendrá una gran cantidad de gente dispuesta a creérsela y a defenderla hasta las últimas consecuencias. No quiero dar ideas al respecto, pero si John Travolta hiciera de nuevo películas sobre Xenu y la Confederación Galáctica la cienciología vendería crecería mucho más.

3 comentarios:

Jack Rational dijo...

Interesante paralelo con el cristianismo.

Los cristianos deben pensar que las creencias de la cienciología son ridículas, sin percatarse que, para los libre pensadores, sus creencias son tan ridículas como las historias de Xenu.

Saludos!

Heli dijo...

Gracias, no se que religión tiene una historia menos surrealista. De momento me decanto por la cienciología, porque al fin y al cabo tiene una base más coherente (o familiar) con la narrativa pseudocientificoide de novelitas scifi patateras del siglo XX, dentro del delirio es una historia de ficción un poco más lógica. :)

Publicar un comentario

Si desea mantener el anonimato mejor elegir la opción de "comentar como: nombre/URL" y utilizar cualquier nick. Recuerde que en Internet escribir sólo en letra mayúscula significa gritar.

Dibujo de Sol Daiana Murua
"Sol de marzo" de Sol Daiana Murua

Apertura sonora del blog cortesía de Violeta