Prohibición de los toros

Cataluña será el primer lugar de la península donde se prohíban las corridas de toros. Tarde o temprando la prohibición alcanzará al resto de España, porque hay incoherencias demasiado grandes que una sociedad tiene que solucionar tarde o temprano. Existen incoherencias asumibles, y otras que no queda más remedio que erradicar. Por ejemplo, creo que hay razones para oponerse al consumo de carne de perro.

Hace poco descubrí la sorprendente inteligencia de los cerdos y como se han convertido en la mascota de moda, pero reconozco que no me ha sabido peor el jamoncito. Esa razón me lleva a suponer que podría no molestarme en romper el tabú de comer carne de perro si los restaurantes coreanos se empeñan en servirla. Aun así albergo irracionales reparos en zamparme a un chucho. Esto tiene que ver con la misma causa que permite que pueda tomar entre las manos a un escarabajo, pero me insta a salir corriendo ante la presencia de una cucaracha. Asumimos cientos de pequeñas incoherencias que enfrentan constantemente a la razón con la costumbre. Sin embargo hay grandes incoherencias que es muy complicado manejar. Una gran incoherencia fue la de los aristócratas ilustrados del siglo XVIII, que apoyaron con vehemencia los derechos universales de los hombres, pero no renunciaron a tener esclavos. El conflicto social que produjo esta doble moral acabó resolviéndose mediante muchos muertos, durante unos dos siglos.

En España la capacidad de los cerebros para sostener incoherencias monumentales sin lograr cortocircuitarse es formidable. Personas éticamente armadas para correr a patadas al tipo que maltrata a una mascota, son capaces de aplaudir a rabiar a otro individuo que, en una plaza, llena de pinchos a un pobre bicho. No obstante aunque exista un número elevado de cerebros capaces de arreglárselas con las grandes incoherencias, en general no hay sociedad que las maneje sin acabar metiéndose en largos y penosos conflictos. Las excepciones con el maltrato festivo de animales se tendrán que resolver, bien retrocediendo al estatus que tenían los animales en siglos anteriores o por el contrario aboliéndolas, que es la tendencia que marca nuestra ética actual.

El dibujo es de Picasso

27 comentarios:

Clori dijo...

¡Vaya Heli! hoy amaneciste más optimista de lo que te recordaba jajaja. El poder y el dinero están tan entrelazados con esta "incoherencia" que veo muy difícil la abolición de la llamada "fiesta nacional".
Eres un trome*, siempre es un placer leerte. Un beso.

(*) en peruano significa "el número uno", el mejor en lo que hace.

Heli dijo...

Siempre me ha leído usted con buenos ojos! No sabía que tuviera un blog, añadido queda a mi blogroll. :)

Jack Rational dijo...

Las personas que creemos en la evolución de las especies percibimos a los animales como parientes nuestros, y por lo tanto nos cuesta hacerles daño por diversión.

Los creacionistas, en cambio, tienen chipe libre. Ellos tienen alma, los animales no.

Creo que es otro ejemplo de la ética superior del no creyente.

Saludos!

Bambú dijo...

Está claro que el ser humano está loco.
Sinceramente, no es la única incoherencia de nuestra sociedad.
Recientemente una amiga mía temió haberse quedado embarazada. Ella, que siempre había reprobado la ley del aborto, no dudó en decirnos a mí y a las demás que si le ayudaríamos a pagar la dichosa pastillita, con la excusa de que si se quedaba embarzada, la echarian de casa. Sinceramente, me pareció bastante irracional por su parte intetar exigir a los demás lo que ella no cumple. Pero la quiero mucho, qué se le va a hacer.

Heli dijo...

@Jack Rational no se, he conocido a un número demasiado grande de ateos bastante inteligentes como para defender la evolución, pero que también son unos entusiastas del toreo. Por otra me he encontrado a no pocos antitaurinos y amantes de los animales que son creyentes. Lo que si veo es que el partido conservador de este país, el más clerical, también es el que más empeño pone en promocionar y defender estas "fiestas". Supongo que en parte es porque las fiestas taurinas van ligadas muchas veces a celebraciones religiosas, o simplemente porque defienden cualquier cosa que suene a "tradición" (que para eso son conservadores).

@Bambú pues si, muchas veces cuando la realidad nos pone en aprietos no podemos (o no queremos) estar a la altura de nuestras ideas. No me extrañaría que esa amiga interrumpiera su embarazo sin problemas, luego volviera a retomar sus antiguas ideas contra el aborto y acabara culpándose por lo que hizo, atormentada el resto de sus días. El eterno drama humano. :S

Manolo y Lola dijo...

No me gustna lo toros.
Si, son arcaícos dentro de esta sociedad, y atentan contra normas que nos hemos puesto en nuestro avance hacia lo civilizado.
Pero en Cataluña? Huele a pufo nacionalista, no habría que priorizar en la defensa de los menores que suben a torres humanas? Ay!, no me acordaba, esto los define como pueblo y entoces si que está permitido que algún infante se parta el cuello, je je je, hipócritas

Loonighan dijo...

Hay muchas incoherencias sociales, en efecto, como pedir la hoguera para un violador de bebés, pero no alzar la voz cuando una veintena de mujeres que abortaron niños a término resultaron absueltas en Barcelona y en general quienes aborten niños a término tendrán la impunidad blindada con la nueva legislación.

Heli dijo...

@Loonignan: Si piensas que abortar no tiene que ver con el infanticidio, no hay incoherencia. Si piensas que abortar es acabar con la vida de un niño, la incoherencia es "alzar la voz" cuando tendrías que impedir activamente los asesinatos.

Anónimo dijo...

Heli:

Recuerda que en Barcelona se mataba a niños a término, esto es, se trataba de infanticidios intrauterinos. Porque yo, como ateo, no puedo creer que ningún alma se insufle al cortar el cordón umbilical, así que no puedo hacer una distinción racional entre acuchillar a un sietemesino en su incubadora, o acuchillar a un feto de ocho meses en un útero.

Y ahora, con la Ley Aído, se blindará de impunidad tanto a la madre como al padre (si está de acuerdo con ella) que decidan ejecutar a su hijo de siete, ocho o nueve meses...

Por otro lado, lo de "impedir activamente" me sonó a terrorismo etarra.

Yo puedo considerar crímenes tanto el toreo como el aborto tardío, pero no por eso voy a tomar un rifle y a matar a quienes los practiquen.

Prefiero tomar el ordenador y escribir mi petición de que en un futuro las fuerzas policiacas conduzcan a presidio a quienes incurran en los actos que hoy se consideran "derechos" y que a mí me parecen brutalidad.

Heli dijo...

Si estas convencido de que los abortos son infanticidios, es decir que son asesinatos, entonces lo lógico es evitar que se lleven a cabo a toda costa. La prioridad es impedir el asesinato y después, sólo después, desactivar la ideología que permite asesinar. Si yo veo que mi vecino esta a punto de ser asesinado por un ladrón que ha escapado de la policía como mínimo actúo de alguna forma para espantar al atacante (con rifle, ruido, un palo, un portaaviones, etc) no me pongo, mientras esta siendo asesinado, a escribir detrás del ordenador sobre lo ineficaz que es la policía y lo mal que están las leyes. Después de espantar al ladrón si, después si me puedo poner a escribir y tratar de modificar la ley y mejorar la seguridad pública.

Bambú dijo...

Joder como ha derivado la conversación!!!
El problema es que si hablamos de aborto, tenemos que especificar. El aborto es la interrupción del embarazo; de hecho la píldora del día después se considera aborto.

Moralmente, considero que un aborto tardío es un asesinato. Pero no lo es uno temprano; se asesinan personas, no células.

Por otro lado, el aborto es absurdo, existiendo métodos anticonceptivos, y su legalización está haciendo que se utilice como método anticonceptivo.

Loonighan dijo...

Bambú:

El parto y el aborto, ambos, son la interrupción del embarazo. La diferencia es que en el parto inducido el embarazo se interrumpe intentando que el niño viva, y en el aborto, intentando que el niño muera.

Heli:

Hay que distinguir entre un crimen cualquiera y un crimen social. En el caso del ladrón, tú puedes darle un garrotazo al ladrón y en lugar de ir a la cárcel, tal vez hasta te den una medalla.

Pero ¿qué pasa con los crímenes sociales, como las lapidaciones o el toreo?

Resulta que si tomas un rifle y matas al lapidador o al torero, o en su caso al médico abortero, pues irás a dar a prisión tú, víctima de una sociedad errónea.

¿Recuerdas a Espartaco?

Nota: cuidado con eso de andar queriendo darles garrotazos a los villanos, aun dentro de la ley. Recuerda al profesor Neira, al cual le pasó lo que al ilustre Don Quijote de la Mancha.

Heli dijo...

Ya estas tratando de liar. Yo no quiero darle un garrotazo al torero porque el toro no es un ser humano. Los toros me los como con patatas. Pero si hubiera villanos lapidando a personas y supiera donde lo hacen iría a impedirlo aunque fuera legal la lapidación.

Loonighan dijo...

Heli:

"Yo no quiero darle un garrotazo al torero porque el toro no es un ser humano. Los toros me los como con patatas."

Entonces eres antropocentrista. Yo no puedo serlo, porque soy ateo. Para mí el ordenamiento divino de "enseñorearse sobre los animales no humanos y sobre los humanos no judíos" es un bodrio. Cada quien sus creencias. Lo malo es que tu religiosidad afecta a otros.

Te diré que muchísima gente sí tendría ganas de degollar a los canadienses que matan focas a garrotazos.

"Pero si hubiera villanos lapidando a personas y supiera donde lo hacen iría a impedirlo aunque fuera legal la lapidación."

Pues puedes ir a Irán o alguno de esos sitios a ser un "mártir antilapidaciones".

Te compras una metralleta y te llevas por delante a algunos lapidadores, aunque luego tú mueras lapidado.

Heli dijo...

@Luigi no me "enseñoreo con los animales" me los como. No soy religioso, soy carnívoro y las repúblicas islámicas me quedan muy lejos, además utilizar mi incoherencia sobre salvar a personas para justificar la tuya con los abortos me parece un argumento increíblemente indigno.

Anónimo dijo...

Heli-Shek-Apu:

El hecho de que no admitas el canibalismo ¿no tendrá bases religiosas? Recuerda que muchos grupos humanos sí practican el canibalismo, así que no podemos hablar de que es "antinatural".

Retomando el tema del aborto tardío, Scott Roeder sí alega que actuó en legítima defensa de los bebés al matar de un tiro al doctor Tiller.

No es que me lamente por la ejecución de ese tipejo, pero sí se me hace bastante hipócrita matar al sicario y dejar impunes a quienes lo contratan.

Es como lo que hacen en Polonia: allá encarcelan al médico abortero y no a sus clientes. Qué sociedad tan hipócrita la que dice: "Antes éramos malvados y podíamos contratar sicarios con toda impunidad. Ahora ya nos volvimos decentes y los encarcelamos si los pillan cuando los contratemos".

Heli dijo...

@Luigi no quiero retomar el tema del aborto, llevas diez años retomando el tema del aborto. Dale una oportunidad al encaje de bolillos o al macramé que es muy entretenido.

Anónimo dijo...

Heli-Shek-Apu:

Tú llevas diez años con tu obsesión por el ateísmo. Yo comparto tu obsesión y además tengo otras mías. ¿Por qué tú has de ser el único obsesivo?

Además, sabemos que estamos luchando por imposibles. Si tanto tú como yo caminamos una sola cuadra en direcciones norte, sur, este u oeste, de seguro encontraremos mucha gente religiosa y abortista.

Hay tontería y salvadada masiva que no se van a erradicar de un teclazo, ni con diez años de teclazos.

Pero... de un modo u otro, al menos esta década tuvimos un pasatiempo.:)

Anónimo dijo...

Fe de erratas: donde puse salvaDada, quise poner salvaJada

Anónimo dijo...

Experiencias en Europa, Canadá y Puerto Rico han demostrado que las ayudas a la maternidad no sirven para frenar el aborto.

La anticoncepción por sí sola tampoco sirve de gran cosa, si no hay una norma impositiva que fuerce a la gente a, o tener precauciones, o afrontar su responsabilidad de mantener al niño.

No nos engañemos: si queremos solucionar el asunto del aborto, tarde o temprano habrá que establecer un sistema de castigos penales y de casas cuna. Si la mayoría de los españoles lo aceptan, pues adelante: que hoy mismo inicie el programa de construcción de cárceles y de casas cuna para solucionar el problema de los 300 abortos que se cometen a diario.

De no ser así, la Ley Aído es el mejor abordaje por ahora.

Sólo hay que perfeccionarla. En particular, es necesarísimo que se funde el Inviprepe, Instituto para la Vida Prenatal y Perinatal.

A ese instituto deberán reportarse todos y cada uno de los abortos que se practiquen.

Médico que practique un aborto sin reportarlo, médico que deberá afrontar cárcel sin fianza.

Así sí podría darse el paso número uno para ejercer un control estricto, pero sin que se desborde el sistema penitenciario.

Ese Instituto tendría que llevar una ficha para la maternidad de cada mujer. Con base en el DNI de cada ciudadana, habría que determinar: cuántos partos ha tenido; cuántos abortos naturales; cuántos abortos provocados, etc.

Mientras se considere a la maternidad "un asunto de la vida privada", estamos fritos: no se logrará ningún avance en esta materia.

El segundo paso sería ir poniendo controles. Por ejemplo, si una señora tuvo un aborto inducido cuando tenía dieciséis años, y después parió un hijo, por el que el Gobierno le paga una ayuda mensual para madre soltera, y hoy tiene un segundo embarazo, habría que decirle muy claramente:

"Para este segundo hijo todavía se le va a brindar una ayuda económica, pero para un tercero ya no. Además, ya no se le va a autorizar un aborto electivo más. El Estado está dispuesto a practicarle una ligadura de trompas si nos firma este papel".

Y eso sí: si consiguiera un aborto extralegal después de esa advertencia, cárcel sin fianza para ella.

Esto es: habría que aplicar mano de hierro, pero en forma selectiva y mesurada, al menos en un principio.

Ya cuando lograra educarse a la gente y reducirse el número de abortos, entonces sí a penalizar el feticidio como homicidio.

Hoy día, se desbordarían tanto el sistema penitenciario como el de orfanatos.

Heli dijo...

@Luigi vale, tienes razón con lo de la obsesión, pero yo no voy dando la lata con los ateísmos por diez mil foros. ¿Ahora das la paliza en los blogs? :)

Anónimo dijo...

Es lo malo: que tú, Milton Ash y demás ateos de los viejos tiempos de MSN no realizan activismo fuera de sus foros. Así menos van a lograr influenciar a la gente.

Por ejemplo, en este foro se discute el tema:

http://ba-k.com/showthread.php?t=69095

Y lo mismo en muchos otros foros, pero ustedes nunca se aparecen por ahí.

Y sí, yo hago activismo en blogs, foros, Yahoo preguntas, Youtube, etc.

Por cierto: hay muchos foristas de MSN a los que ya les perdí la pista. ¿Has sabido, por ejemplo, de DarkL, una mexicana que vivía en Suecia?

Heli dijo...

Ah si, que tiempos épicos en MSN cuando tenía que borrar uno a uno tus cuatrocientos mensajes con imágenes de fetos muertos. A DarkL la vi hace un año frecuentando el blog de Humanismo Radical, pero el pobre Moredank (el autor) quedó absorbido por erepublik.com y paralizó el blog, así que no creo que ahora DarkL siga por allá.

Anónimo dijo...

Cuando tenga tiempo, voy a dar la lata a esos foros de erepublik, que ni conocía.

También me agrada comentar las notas de periódico de uno y otro lado del Atlántico.

En cuanto a mis fotos de fetos, he retomado la técnica de postearlas en ataques "ciberterroristas", como podrás ver en este foro:

http://foro.forinautas.tv/viewtopic.php?f=15&t=620&start=0

Te darás cuenta de que puse como avatar la cara y el culo de tu maja ministra Bibiana Aído. Es que ésa es la única foto que he logrado conseguir de su trasero.

Siempre se lo tapa (no sé por qué creerá que hay maniáticos sexuales que quieren vérselo :)), pero en una foto de su blog, que está oscura, vi que estaba de espaldas y se me ocurrió bajar esa foto y editarla con "Brillo y contraste".

Heli dijo...

Cuando nos atormentabas aun no estaba Bibiana Aído, debes estar contentísimo de haber encontrado algo así como a tu anticristo en forma de andaluza. :D

Anónimo dijo...

No te creas. Hay dos dichos que me recuerdan lo que sucede en España (y en otros sitios): "No todo lo que brilla es oro" y "El león no es como lo pintan".

Mira: a Bibiana todos le critican su Ley de Aborto, y no sin razón: es una ley salvaje y nazi. Sin embargo, ninguno de los que la critican ha sido capaz de entregar por escrito una propuesta que supere la de ella.

Es que es muy fácil ver los toros desde la barrera, pero cuando te topas con el problema de 300 abortos al día decididos por al menos dos personas, ello nos arroja al friolera de 600 criminales al día y de 300 niños repudiados a diario.

Penalizar el aborto en España, como homicidio, de buenas a primeras, desbordaría los sistemas penitenciario y de casas cuna, y metería al país celtíbero en un buen lío con la Unión Europea.

Por eso, los críticos más acérrimos de Bibiana, los de DAV-Hazteoir, únicamente hacen ruido, pero a la hora de las propuestas concretas, fallan. Recurren a argumentos ficticios de "madres desamparadas a las que sólo se les ofrece como opción el aborto", cuentecitos de hadas que no resuelven el problema.

En realidad, si analizas la Ley Aído y la comparas con la ley actual que defienden el PP-ICAR, la verdad es que es mucho más restrictiva y castigadora la nueva ley.

Por cierto: aquí puedes regocijarte la pupila con el culete de tu ministra Carme Chacón:

http://mondeo.blogcindario.com/2009/11/00846-el-culo-de-la-ministra-chacon-video.html

Publicar un comentario

Si desea mantener el anonimato mejor elegir la opción de "comentar como: nombre/URL" y utilizar cualquier nick. Recuerde que en Internet escribir sólo en letra mayúscula significa gritar.

Dibujo de Sol Daiana Murua
"Sol de marzo" de Sol Daiana Murua

Apertura sonora del blog cortesía de Violeta