Facultad de Humanidades

Aquí encontrarás otro mundo, en el que las falsedades y las mentiras son toleradas, e incluso fabricadas en cantidades industriales. El estudiante imprudente puede matricularse en cursos sobre toda clase de tonterías y fraudes. Aquí algunos profesores son contratados, promovidos o habilitados para enseñar que la razón no tiene valor, que la evidencia empírica es innecesaria, que la verdad objetiva es inexistente, que la ciencia básica es un instrumento de dominación capitalista o masculina, o algo parecido... Éste es un lugar donde los estudiantes pueden obtener créditos aprendiendo viejas y nuevas supersticiones de casi todas clases, y donde pueden desaprender a escribir para sonar como fenomenólogos, existencialistas, deconstruccionistas, etnometodólogos o psicoanalistas.

Mario Bunge, Sobre las humanidades, en 1996. Vía Facebook de Paulo Hernández

5 comentarios:

Heli dijo...

Y eso que si yo fuera especialista de algo en concreto me decantaría por alguna disciplina de humanidades como historia. :)

Ñbrevu dijo...

Es bastante exagerado en el sentido de que obviamente eso no se puede aplicar al grueso de las enseñanzas de humanidades, pero lo que denuncia este señor existe, vaya que sí.

Que la razón no tiene valor: lo he escuchado.
Que la evidencia empírica no es necesaria: lo he escuchado.
Que la verdad objetiva es inexistente: lo he escuchado. Aunque este punto me parece un poco discutible.
Que la ciencia básica es un instrumento de dominación masculina: lo he escuchado.

Existe una cierta tendencia entre algunos humanistas a pretender haber refutado la validez del método científico para intentar darle a las letras el estatus de "mejores que las ciencias", o esa es la impresión que me da después de leer según qué paridas. De nuevo, repito, hablo de casos particulares, no del grueso.

Reíd o llorad: http://tiopetrus.blogia.com/2003/102701-charlatanes-de-feria.php

Heli dijo...

Que desbarre espectacular el último párrafo de la señora Irigaray. XD

Las Botas Humeantes dijo...

Como sufridor de facultad de Humanidades puedo atestiguar que lo antes expuesto es cierto... y es que la libertad de cátedra está muy bien, siempre que se pueda aderezar con un par de tomates bien lanzados, en el caso de que el ponente desbarre; yo creo que si esto no paaa es secillamente por que el auditorio está demasiado acojondo por la perspectiva de las notas...

Publicar un comentario

Si desea mantener el anonimato mejor elegir la opción de "comentar como: nombre/URL" y utilizar cualquier nick. Recuerde que en Internet escribir sólo en letra mayúscula significa gritar.

Dibujo de Sol Daiana Murua
"Sol de marzo" de Sol Daiana Murua

Apertura sonora del blog cortesía de Violeta