Día del escepticismo

Un 20 de diciembre de 1996 murió Carl Sagan el genial divulgador científico que nos tuvo a millones de niños pegados al televisor a principios de los 80 con su serie Cosmos. Además de brillante divulgador de la ciencia Sagan fue un crítico implacable de las supercherías. Su lucha contra la ignorancia activa y el pensamiento mágico la dejó definitivamente escrita en El mundo y sus demonios.

Me gusta que se haya elegido este aniversario para impulsar el escepticismo y vapulear la charlatanería. Por desgracia no suelo acordarme de celebrar "días de algo", aunque entiendo que es interesante programar un "día de algo" para espabilar un poco nuestras adormecidas conciencias sobre temas importantes. Y sin embargo el escepticismo es un actitud imprescindible para la supervivencia que todo el mundo utiliza en su vida cotidiana,  sin percatarnos todos los días son "el día del escepticismo" porque éste es omnipresente, no es una actitud que la gente debería recordar, porque trabaja con ella a diario.

Si hay que hacer un día para el escepticismo no es porque necesitemos más "capacidad de mostrarnos escépticos", es porque tenemos que hacer salir esa actitud de la frutería donde vamos a comprar las sandías, para ponerla a examinar las ideas que nos rodean y nuestras propias creencias, porque muchas de ellas tienen menos consistencia que un melón pocho, y lo que es aun más grave: a muchas les damos permiso para no tener consistencia en absoluto.

Un clásico: La carga del escepticismo

1 comentarios:

ezeqdb dijo...

Interesante lo de festejar el día de mi no-cumpleaños, creo que se va a inundar mi casa de regalos y se va a fundir la economía de todos mis amigos y familiares..

Saludos! Nos estamos leyendo!

Publicar un comentario en la entrada

Si desea mantener el anonimato mejor elegir la opción de "comentar como: nombre/URL" y utilizar cualquier nick. Recuerde que en Internet escribir sólo en letra mayúscula significa gritar.

Dibujo de Sol Daiana Murua
"Sol de marzo" de Sol Daiana Murua

Apertura sonora del blog cortesía de Violeta