Ateos en navidad

Un año más tenemos a blogueros ateosos explicándose la aparente contradicción de disfrutar de una fiesta en la que se celebra el nacimiento de un dios. Cada uno tenemos nuestras justificaciones para disfrutar de estas fiestas, pero como expliqué en la entrada dedicada a la navidad, la verdadera razón para todos de esta fiesta es atiborrarse de polvorones y celebrar los polvorones que fabricaremos con las nuevas cosechas.

Los seguidores de Cristo son, como los ateos y cualquier otro creyente, practicantes de tradiciones paganas, a eso hay que añadir que los cristianismos fueron batiburrillos de mitos refritos con filosofía griega poco sofisticada servida dentro de una historia de judíos. Lo que impide ver los arboles del bosque es cierta fijación de apologistas y detractores del cristianismo de marcar una brecha entre los cultos cristianos y las filosofías y religiones paganas. El "cristianismo" son cultos del mundo helenístico, confeccionados con piezas de religiones y doctrinas morales del entorno, y por lo general fueron tan cafres y/o convenientes como el resto. Durante los apaleamientos de facciones que ocurrieron en el transcurso de la desintegración del imperio romano varios cristianismos sucumbieron como otros cultos de su época, y un par de ellos tuvieron más suerte enredándose con el poder de los reyes y emperadores. No hay nada especialmente notable en los cristianismos que los separe del resto de filosofías y religiones del mundo antiguo. Si uno quiere ver lo que nos queda del paganismo de la antigüedad "en vivo" sólo tiene que asistir a una misa en latín preferiblemente en un templo románico.

Los cristianos eran tan paganos como cualquier ciudadano del imperio, por eso no tuvieron problemas en colocar el nacimiento de su dios en la celebración de las saturnalias, que es una fiesta orientada al renacer y a la fertilidad (más horas de luz, más calorcito, próximas cosechas). Eso no ha cambiado, ni cambiará: la navidad siempre han sido las saturnalias. Y como las saturnalias nunca se fueron y sus causas determinan la fiesta y la razón de los dioses que se ubican en ellas hay más verdad sobre la navidad en los grandes almacenes, en la compra salvaje de productos y en las comilonas que en doctrinas de profetas o dioses de oriente medio. El protagonista de la navidad no es el flacucho dios semita del desierto, sino uno de los símbolos más antiguos de la fertilidad: un tipo patológicamente obeso vestido de rojo que porta un saco lleno de regalos (si, antes del patriarcado y de la CocaCola, era una tipa opulenta). En resumen, los ateos y el resto de herejes cuando dilapidan su sueldo en cenas y se atiborran de mazapanes y turrón están más cerca del espíritu de estas fiestas que cualquier cristiano que celebre el nacimiento de su dios.

En 1931 CocaCola encargó al ilustrador Haddon Sundblom lo que sería la deidad de las navidades futuras reconvirtiendo, la ya de por si transformada imagen del pobre Nicolás de Bari el popular obispo de Myra, que por cierto ayudó con empeño en acabar con el arrianismo, uno de los cristianismos más influyentes de los siglos IV y V.

11 comentarios:

Ñbrevu dijo...

Por comentarlo: http://www.snopes.com/holidays/christmas/santa/cocacola.asp

Heli dijo...

@Ñbrevu gracias, yo pensaba que al menos el color rojo de Santa Claus si había sido una adición de la CocaCola.

Encarni dijo...

Heli, estoy totalmente de acuerdo contigo, en mi caso, soy atea,no me gustan ni los mantecados, ni los polvorones, ni la navidad, pero... como tengo que ser tolerante con las personas que difieren de mi pensamiento, me toca compartir algún porcentaje navideño. Que quieres que te diga, la navidad es tan empalagosa y pastosa como un mantecado pegado en el cielo de la boca.

De todos modos, y siguiendo con el hilo, que tengas un Feliz Solsticio de invierno.
Un saludo.
PD: Me encanta tu ironía.

Bambú dijo...

Heli, me llama la atención lo que dices en el segundo párrafo: "los cristianismos fueron batiburrillos de mitos refritos con filosofía griega poco sofisticada servida chapuceramente dentro de una historia de judíos". Debes tener en cuenta que en aquella época dominaba el Imperio Romano, y por ello, si querían expandir su reigión, tenían que explicar de una manera que lo entendiensen, esto es, desde la filosofía grecorromana.

Por otro lado, me parece muy bueno tu enfoque. Yo creo que pusieron como fecha del nacimientro de Cristo las saturnalias bien porque no podían cargarse este culto pagano bien por lo que te acabo de decir antes.

Heli dijo...

@Encarni la verdad es que los dulces de navidad son demasiado espesos, y nunca me han gustado. Afortunadamente aparte de la avalancha de polvorones en las comidas también caen gambas y algún otro bicho suculento. :)

@Bambú lo que pienso es que la cultura grecolatina fabricó el cristianismo, que sería un pupurri de platonismo con dios confeccionado desde las religiones mistéricas, y que ya existían cristianismos antes de nacimiento de Jesus (por lo menos el modelo básico de hijo-de-dios-que-viene-a-salvar-a-la-humanidad). Creo que Jesús fue un tipo que habitó en las tres dimensiones, pero sería uno de tantos lideres militar-mesiánicos que producía el nacionalismo judío. Décadas después de su muerte una historia de su vida, redactada tomando piezas convenientes del Antiguo Testamento (para darle el sentido profético y hacer más creíble todo el asunto) se fundió con el dios cristiano platónico que ya estaba bastante bien cocinado en el mundo helenístico.

Bambú dijo...

Heli, el platonismo ese que dices lo introdujo San Agustín. Primero fue el cristianismo y luego, sus influencias. No creo que la filosofía grecolatina hubiera fabricado el cristianismo; los cimientos los puso el judaísmo, y la filosofía gracolatina, el tejado.

Heli dijo...

La que fabricó el cristianismo fue la cultura grecolatina (o mejor dicho el entorno helenístico, que no sólo era cultura griega). En ese mundo se mezclaban tradiciones, filosofías y deidades de Grecia, Egipto y oriente. La plantilla del "dios enviado para redimir a la humanidad" ya estaba configurada y se repitió bastante antes de Cristo con Dionisos, Mitra, Serapis, etc. Los primeros autores cristianos eran judíos cultos que escribían en griego y estaban influenciados por las religiones y filosofías del mundo helenístico: Dionisos, Mitra, Serapis y... Platón (que no es un dios, pero como si lo fuera). Probablemente el cristianismo lo confeccionaron en ciudades griegas grandotas y populares como Éfeso o Tarso judíos helenizados como Pablo. En ese ambiente multicultural el platonismo ya se había estado fusionando con el judaísmo (vía Filón de Alejandría) antes de que se empezara a escribir sobre Cristo, y después (con gnosticismo de por medio) intoxica las primeras producciones cristianas. En Hechos (17, 22-29) el dios platónico indeterminado e incognoscible de Pablo ya no es el Yahve antropomórfico, colérico y limitadillo a los problemas de su tribu que se relata en el AT. Esa diferencia originó que Marción uno de los discípulos de Pablo, al no poder conciliar el "dios cristiano" con Yahvé, se armara su propio cristianismo (que seguramente era también el de Pablo), dejando a Yahvé como el demiurgo creador de la materia o el mal. Todo esto es platonismo refrito por el gnosticismo cristiano, que fue el primer cristianismo, por lo menos el primero escrito.

Bambú dijo...

Toma ya!!! Nunca se acuesta una sin aprender algo nuevo.. gracias!! También es que todo esto, en el colegio católico en el que estudio, no te lo dicen XD

Heli dijo...

Hay un microlibro muy chulo, aunque patateramente traducido, sobre cómo se fue formando el mito de Jesucristo. Si se domina el ingles se puede leer en su pagina. No apto para escuelas católicas. :)

Publicar un comentario

Si desea mantener el anonimato mejor elegir la opción de "comentar como: nombre/URL" y utilizar cualquier nick. Recuerde que en Internet escribir sólo en letra mayúscula significa gritar.

Dibujo de Sol Daiana Murua
"Sol de marzo" de Sol Daiana Murua

Apertura sonora del blog cortesía de Violeta