Encierro en Galapagos


Tengo cierta fijación con los tecnoburros, ya los he mencionado antes en otras entradas. No se trata exactamente de una nueva clase de burros con grandes conocimientos técnicos, si no de burros aumentados por la tecnología. Gracias a los avances tecnológicos estos burros de toda la vida consiguen extender la devastación a su alrededor de forma más rápida y eficiente. España es un país especialmente proclive para el cultivo de tecnoburros porque compramos los artefactos que llegaban de las sociedades industrializadas muy tarde y demasiado rápido, otros productos que no acabaron de interesarnos como la cultura y las buenas ideas se quedaron como stocks de los pueblos más instruidos. Así que nos encontramos, más o menos igual que en Afganistán, con un montón de gente capaz de manejar un auto o un lanzador de misiles, pero que poseen el mismo nivel de burrería que sus ancestros.

Lo que digo se revela con diáfana precisión en el vídeo de más abajo. Polvareda a raudales, ruido de motores, banderitas horteras y griterío de nativos. El encierro en Galápagos es la idea de una fiesta campestre que tiene la españa profunda. Galápagos es un pueblo que apareció recientemente en los medios porque los aldeanos se dedicaron a vapulear a periodistas y animalarios con el fin de evitar que grabaran su fiesta. Y la fiesta consiste en azuzar a un toro con un montón de vehículos, removiendo el entorno a base de bien para acabar armando un atasco descomunal en medio del campo. El vídeo es un documento impactante y a la vez muy representativo de la tecnoburrería.

2 comentarios:

Ciruelense dijo...

En verdad es una salvajada de fiesta, si es que se puede considerar como fiesta y esparcimiento llenar el campo de 'landrovers' y demás vehículos ruidosos que escupen humo pestilente y tóxico por sus tubos de escape para perseguir a una pobre vaquilla que no tiene interés en estar en medio de esa jauría y que quizá acabe sus días entre esos civilizados ciudadanos sobre ruedas.
Quiero agradecer en nombre propio y en el de mi pueblo, Ciruelos de Coca (Segovia) la denuncia que hacen en éste blog de éstos y otros festejos propios de la edad media, a la vez que me han dado la oportunidad de dar a conocer al mundo la evolución de los mismos hacia unos eventos lúdicos, sanos, modernos y divertidos que hacemos en mi pueblo cada mes de septiembre con motivo de nuestras muy afamadas fiestas patronales: el cada vez más famoso encierro de bidones.
Éste año lo hemos celebrado a las 7 de la mañana, con una gran afluencia de mozos ¡y mozas! que hemos puesto en pie al resto del pueblo con el alegre tañir de los bidones para terminar con el tradicional festín de bollos portillanos con nuestro exquisito orujo de hierbas artesanal. A las 10 celebramos el encierro de bidones infantil para regocijo de la chiquillería, pero no se asusten, los bidones para los niños son de cartón y en vez de ir rellenos de piedras, van repletos de caramelos y chucherías.
Diversión sana para todas las edades sin agredir a la naturaleza ni torturar animales. Invito a todo el equipo y lectores del blog al próximo encierro de bidones para 2010 en Ciruelos de Coca (Segovia), la emoción y la diversión más sana están aseguradas.
Y si es posible, que el administrador de la página cambie el monstruo espantoso de mi avatar por algo agradable para la vista, o por un bidón en honor de las fiestas de Ciruelos de Coca (Segovia), el pueblo más bonito del mundo.

Heli dijo...

Que alegría saber de nuevo sobre Ciruelos de Coca (Segovia), pueblo predilecto de este blog y núcleo de la civilización y las buenas costumbres de la España interior. Un saludo afectuoso a todos los ciruelenses. El avatar de los comentarios se cambia por la foto que tengas en el perfil de Blogger o de Google siempre que comentes en el blog entrando desde tu perfil.

Publicar un comentario

Si desea mantener el anonimato mejor elegir la opción de "comentar como: nombre/URL" y utilizar cualquier nick. Recuerde que en Internet escribir sólo en letra mayúscula significa gritar.

Dibujo de Sol Daiana Murua
"Sol de marzo" de Sol Daiana Murua

Apertura sonora del blog cortesía de Violeta