El ojo de la polilla


La figura de la izquierda es un pequeño gif animado que he creado para que los lectores puedan asombrarse mejor viendo lo que parece el ojo de un búho en el ala de una polilla. Es impresionante porque tiene hasta el detalle del destello de la luz sobre la cornea. Pero la manchita "ojo de búho" que luce la polilla resulta todavía más sobrecogedora cuando uno atisba a entender lo que es, y como ha podido surgir algo así. Porque no es una representación del ojo de un búho, no es un dibujo y tampoco se trata de una copia. No es una copia en el sentido de que la mariposa la haya confeccionado ni como un dibujo, ni por medio de algún dispositivo que recoja los fotones que rebotan sobre un objeto físico plasmando una imagen en dos dimensiones, como hacen los humanos valiéndose de artefactos técnicos y pueden conseguir hasta cierto punto las sepias con su propia piel.

El "artista" que ha generado algo tan parecido a el "ojo de un búho" ha sido la selección natural, y ha contado con la capacidad de la polilla para poner manchitas sobre sus alas y con el criterio y la guía de los depredadores que se suelen zampar a esa especie de insecto. A través de un montón de polillas a lo largo del tiempo los depredadores han ido valorando la decoración de las alas y descartando prudentemente como merienda a las polillas que tuvieran las manchas que más se parecían al ojo de un búho, por si la cosa acababa siendo un búho de verdad. Las polillas con ojos más realistas sobrevivían más a menudo y se reproducían transmitiendo la decoración de sus alas a sus descendientes. Y todas las generaciones de polillas contaban con la colaboración de depredadores, cada vez más entendidos en manchas-que-se-parecen-a-ojos-de-búho para ir haciendo, con cada nueva polilla, una mancha más y más realista. Hasta que gracias a la lucha incesante por la supervivencia que han mantenido polillas y depredadores se ha logrado que una manchita, que se parece mucho al ojo de un búho, nos deslumbre con un destello.

6 comentarios:

Chichipio dijo...

Falso! Como millones de moléculas van a agruparse en segundos para crear una polilla con apariencia de ojo de búho! Eso es tan improbable como lanzar un montón de ladrillos al aire y que al caer formen un avión.
Solo la suprema voluntad de Monesvol puede hacer una polilla con esos colores.

Heli dijo...

"Como millones de moléculas van a agruparse en segundos..."

¡En segundos! Si no hubiera leído argumentos aun más surrealistas diría que dramatizaste un poco. :D

Chichipio dijo...

Lo copié de EnDiosConfio en un mensaje reciente en ateosteistas.com
Los créditos son para él

Ciruelense dijo...

El artículo está mal, no por lo de la evolución, que es correcto, sino por el orden. Las polillas aparecieron en la tierra muchísimo antes que los buhos, que al principio eran unos pájaros normales, como los gorriones pero más grandes, y fueron evolucionando hasta que sus ojos se parecieron al dibujo de las alas de la polilla alcanzando tal perfección que incluso el destello es igual que la mancha clara en el círculo de las polillas. Es de pura lógica, señoras y señores.

Ismael Jesús dijo...

@Ciruelense
¿Y tú lo vites?
Que es lo que decía mi tatarabuela cuando no creía algo.
Pero me deja intrigado: ¿Entonces las lechuzas evolucionaron para que sus ojos se parecieran al círculo de las polillas en sus alas para atraer a más insectos? ¿Seguro que no sería a la inversa como ocurre con la mayoría de las especies del reino animal, vegetal e "insectal"?

Publicar un comentario

Si desea mantener el anonimato mejor elegir la opción de "comentar como: nombre/URL" y utilizar cualquier nick. Recuerde que en Internet escribir sólo en letra mayúscula significa gritar.

Dibujo de Sol Daiana Murua
"Sol de marzo" de Sol Daiana Murua

Apertura sonora del blog cortesía de Violeta