Ateos clericales

Suele superponerse el término "ateísmo" sobre los movimientos antireligiosos cuando en ellos también nos encontramos personas que creen en un dios. La religión puede criticarse por ser un ovillo de ideas, algunas convenientes, muchas absurdas y brutales, enredadas de manera dogmática desde un discurso falso, irracional y autoritario controlado por dudosos especialistas. Para estar contra eso no hace falta ser ateo, y para defenderlo tampoco es necesario no serlo. Hay muchos ateos devotos que suponen, pese a todo, que la religión es útil para preservar la sociedad. No concuerdan con todas sus ideas, no creen en su base legendaria y puede que no sientan ninguna simpatía por el clero, pero ante su desaparición sólo intuyen desesperanza y caos. Confunden su pesimismo con la realidad. Todo lo contrario a sus convicciones ocurre en las sociedades avanzadas, por eso su postura no es realista, es más bien decadente, elitista y oscurantista.

Los ateos clericales sólo se pueden entender como una minoría, ya que su mentira piadosa no tolera que las masas alcancen un pensamiento crítico suficientemente amplio como para cuestionar la base legendaria de las religiones (las historias de dioses que preñan a jovencitas convertidos en cisnes). Esa división desigual tiene su mejor momento en una sociedad feudal y aislada, pero es cada vez más difícil en una tecnificada y compleja dependiente de la formación de sus ciudadanos tanto para la producción como para el consumo. Por eso el ateo clerical debe desincentivar el conocimiento no especializado y el pensamiento crítico, porque se requieren grandes masas de creyentes sinceros en historias de dioses-cisnes, pero éstos no son posibles si no se les enseña a suprimir su escepticismo ante determinadas fantasías. Para el ateo clerical el oscurantismo es necesario, o el culto terminará en una cáscara vacía si sólo cuenta con con creyentes en la creencia.

Entradas relacionadas:

0 comentarios:

Publicar un comentario

Si desea mantener el anonimato mejor elegir la opción de "comentar como: nombre/URL" y utilizar cualquier nick. Recuerde que en Internet escribir sólo en letra mayúscula significa gritar.

Dibujo de Sol Daiana Murua
"Sol de marzo" de Sol Daiana Murua

Apertura sonora del blog cortesía de Violeta