Conferencia Episcopal y autobus ateo

Hoy me voy a extender sobre un párrafo que algún lumbreras ha incluido en el texto del comunicado de la Conferencia Episcopal sobre el ateobus. Porque el redactor ha convertido lo que podría haber sido un simple llamamiento a la intransigencia y a la censura en un panfleto grotesco. Veamos el párrafo bochornoso:

Insinuar que Dios probablemente sea una invención de los creyentes y afirmar además que no les deja vivir en paz ni disfrutar de la vida, es objetivamente una blasfemia y una ofensa a los que creen.

Primero de todo es cierto que el dios del cristianismo dificulta el disfrute de la vida. La vida es una tragedia para el cristiano consecuente, pues debe mantenerse pendiente de evitar la condenación eterna y debe asumirla para los seres queridos, familiares y amigos que no se consideran cristianos o no practican el cristianismo. Para la religión desde la que dice hablar la Conferencia Episcopal el mensaje del ateobus tiene mucho sentido, no así para los creyentes en dioses de otros cultos más amables. Pero es que el texto del ateobus nace dentro de un contexto donde los anuncios de sectas cristianas en autobuses amenazaba a los no cristianos con padecimientos durante toda la eternidad, una publicidad coherente no obstante con el cristianismo.

Ahora detengámonos en el brillante argumento de que "Insinuar que Dios probablemente sea una invención es una ofensa". Conviene releer el párrafo con calma, sin alucinar demasiado. Si, han leído bien: insinuar con una frase prácticamente agnóstica e innecesariamente prudente es una ofensa. Me pregunto qué puede significar entonces "afirmar que Dios es una invención". ¡Eso tiene que ser la bomba!. Visto así, los ateos al definirnos sin mala fe ante un atribulado católico estaríamos haciendo mucho más que ofender. Quizás el tipo creería estar siendo ferozmente violentado. No me puedo imaginar las escenas de terroríficas infamias y humillaciones sin nombre que las explicaciones más comunes y obvias de un ateo sobre sus creencias pueden desencadenar en la mente de un católico que de crédito a las palabras de la Conferencia Episcopal.

Con semejantes condiciones cómo podemos los ateos no ya cuestionar doctrinas si no tan sólo existir ante un creyente sin faltarle al respeto o en el peor de los casos dañar su frágil integridad emocional ¿Se han parado a pensar los muchachos de la Conferencia Episcopal las consecuencias de lo que escriben? Por supuesto, y no tienen problema, porque les asusta que los ciudadanos tengan el derecho a expresar ideas diferentes o contrarias a las suyas. Ellos serian más felices en una teocracia donde pudieran tutelar la expresión de las personas, y donde los ateos y sus argumentos no existieran, como no existen los homosexuales en Iran. Si cuestionar una idea es una falta de respeto entonces no es posible explicar nada, no es posible argumentar, no existe el debate y no existen los ateos, ni los liberales, ni los socialistas, ni los linuxeros, ni los windoseros, no podemos tolerar y no puede existir ninguna idea que decidamos que nos ofende o nos ultraja. Entonces es cuando abandonamos la razón y tratamos de acallar las posiciones contrarias a base de hostias. Y mira, eso si que lo trabajan bien los curas.

Comunicado de la Conferencia Episcopal Española

En España, como en algunos otros lugares de Europa, son varias las ciudades en las que autobuses municipales circulan, o se quiere que circulen, con una extraña propaganda: "Probablemente Dios no existe. Deja de preocuparte y disfruta de la vida".

La libertad de expresión es un derecho fundamental. Todos pueden ejercerlo por medios lícitos. Pero los espacios públicos que deben ser utilizados de modo obligado por los ciudadanos no deben ser empleados para publicitar mensajes que ofenden las convicciones religiosas de muchos de ellos. Si se hace así, se lesiona el derecho al ejercicio libre de la religión, que debe ser posible sin que nadie se vea necesariamente menospreciado o atacado.

Insinuar que Dios probablemente sea una invención de los creyentes y afirmar además que no les deja vivir en paz ni disfrutar de la vida, es objetivamente una blasfemia y una ofensa a los que creen.

Las autoridades competentes deberían tutelar el ejercicio pleno del derecho de libertad religiosa. Es posible hacerlo compaginándolo al mismo tiempo con el amparo y la promoción de la libertad de expresión de todos. Así lo muestra el modo en que se ha procedido en ciudades como Roma, Milán o Zaragoza.

En todo caso, los católicos respetarán el derecho de todos a expresarse y estarán dispuestos a actuar, tanto con serenidad y mansedumbre ante las injurias, como con fortaleza y valentía en el amor y la defensa de la verdad: Dios es amor.

Entradas relacionadas:

11 comentarios:

Jezabel dijo...

>>es objetivamente una blasfemia

Esto me encanta. ¿Cómo puede ser una blasfemia para quienes la blasfemia no existe?

Mahs dijo...

Hay una cosa que no entiendo. Para el creyente, la vida terrenal es un trámite que hay que pasar y en el que uno se gana el billete al paraíso, o lo pierde. Puesto que la vida eterna en el paraíso es la releche y los ateos se van a tener que fastidiar con el infierno, ¿porque se cabrean tanto? Nos hemos ganado a pulso ir al infierno por blasfemos, vale, perfecto. Yo lo asumo. Estaré ardiendo para toda la eternidad. ¿Qué más quieren*?

* Es una pregunta retórica. Ya sé que lo que quieren es vernos arder también en vida, como hicieron siglos atrás.

txeik dijo...

La frase "PROBABLEMENTE Dios no existe" es lo que diría un agnóstico.
Yo como ateo afirmo "dios no existe"

Alea dijo...

Pues si creías que ya los obispos no podían superarse a si mismos te equivocabas porque hoy el ínclito Rouco Varela ha ido un paso mas allá al solicitar que la libertad de expresión debe ser "TUTELADA".
Libertad y tutelada son dos palabras imposibles de ligar.

Heli dijo...

Jezabel: cierto, nosotros no blasfemamos. :)

Alea: creo lo de "la tutela" ya se recogía en la página de "El País.com" que utilicé de referencia. También incluí la expresión en mi entrada. He visto que ha escrito usted en el hilo de una noticia sobre una antigua entrada del blog que alguien con muy buen gusto y mejor criterio subió ayer a Menéame. Me ha gustado mucho su comentario, es digno de un post. Por cierto alucinante que una noticia que ha recogido tan sólo veinte votos haya sido suficiente para provocar un pico sobrenatural en la gráfica del contador de visitas. Sobrecogedor el poder del elefante naranja.

Mahs: no creo que la mayoría de los cristianos quieran vernos arder en el infierno, todo lo contrario, son gente buena y desean salvarnos de él y que alcancemos la gloria con ellos... ¡por eso son tan pesados!

txeik: si, la frase suena bastante agnóstica. Pero creo que desde un punto de vista más científico hablar de probabilidades es una forma cortés de dejar una puerta abierta sabiendo que no va a pasar ningún pitufo por ella, la probabilidad sería tan astronómicamente baja que equivale a una negación. En todo caso lo que digo es demasiado sofisticado para la mayoría de creyentes deseosos certezas absolutas.

Cortinas de humo dijo...

Cada cual es muy libre de gastarse su dinero en lo que mejor le pete, pero me parece bastante triste que con el paro salvaje, la carestía de la vida, la presión fiscal cada vez más asfixiante y unos próceres que emplean el dinero del pueblo para apadrinar pobrecitos banqueros, haya gente que yendo de buenos, unos y otros, dilapide el dinero en unos carteles que casi nadie va a ver y se entrometan en lo que los trabajadores (los políticos, banqueros y grandes empresarios no usan el bus) creamos o dejemos de creer. Cada vez más tercermundistas, la próxima idea brillante será, a lo mejor, un cuerpo parapolicial ateo y otro religioso, al estilo egipcio o talibán, que es lo que necesita éste país.

Alea dijo...

No deja de ser curioso este rasgarse las vestiduras de "cortina de humo" ante el gasto mínimo que supone una campaña, tan modesta en lo económico. Que llame tanto la atención de las personas que generalmente callan ante los desorbitados gastos suntuarios que ocasionan las religiones en el mundo,los fastos de las visitas papales etc. Las mismas a las que cuando se les señalan estos gastos suntuarios y multimillonarios rápidamente sacan a colación la gran labor social de la iglesia. Eso sin tener en cuenta que este tipo de campañas se sufragan del bolsillo de los convocantes sin gasto alguno al presupuesto público, algo que no se puede decir del gasto que las religiones y su sostenimiento ocasionan al erario publico.

También es curiosa la alusión al tercermundismo. Lo que prima en el tercer mundo no es lo que dice "cortinas de humo" ( Buen nombre para un apache por cierto ). Este tipo de campañas laicistas, en las que lo que se persigue es lograr una real separación iglesia estado no se dan en los países del tercer mundo donde las religiones hacen el caldo gordo vendiendo esperanzas de un futuro mejor en un mundo futuro ya que en este la esperanza de lograr una mejora de sus condiciones de vida vía justicia es nula y solo les queda la posibilidad de de las migajas de la caridad y si eso falla la ilusión óptica del cielo.Esta campaña se está desarrollando solo en los países del primer mundo. Es lógico, primum vivere ... Por supuesto en los países teocráticos islámicos igualmente tercermundistas es impensable. Allí el "primum vivere" adquiere tonalidades aun mas intensas ya que la vida es justo lo que pones en juego si osas insinuar la inexistencia de dios.

La verdadera cortina de humo es descalificar una campaña laicista en base a aspectos colaterales que nada tienen que ver con ella. Tender una cortina de humo es pretender desviar la atención de la cuestión que esa campaña plantea derivando la discusión a otras cosas porque no interesa que las cosas cambien, que se cuestionen los privilegios sociales de los que gozan de las religiones.

Heli dijo...

Cortina de Humo abusa usted de la doble moral. Porque todo lo que dice se podría utilizar contra las procesiones de Semana Santa, contra el fútbol o contra cualquier acto o celebración aparentemente despilfarradora ¿Que hace la gente dilapidando su dinero en un club de fútbol o en pasear figuritas y vestirse de kukuxklan? ¿Por qué cortan calles y trastocan la circulación urbana? ¿Por qué arman todos esos enormes follones para expresar sus creencias por el equipo o por el dios de turno con la crisis que tenemos encima? ¿cientos de personas tomando las calles engalanadas con montón de parafernalia, trajes y cucuruchos en la cabeza mientras agitan santos no llaman muchísimo más la atención que un cartelito? ¿no dilapidan más dinero? Yo creo que si, y creo que si los virus y las bacterias no se detienen por la crisis, la medicina tampoco debería hacerlo. Si la industria de armamentos no deja de hacer propaganda a causa de la crisis ¿por qué iban a parar los pacifistas o los antimilitaristas? Igual con los creyentes, ellos no van a cesar de expresar sus creencias en público y propagar su doctrina entrometiéndose en la vida de los trabajadores (eso es evangelizar ni más ni menos) ¿Por qué iban a dejar de hacerlo los ateos y anticlericales? No deja de ser política, uno expresa que el "verde" es mejor y otro dice que lo mejor es el "rosa" (o bien expresa que hay que estar en contra del "verde") y los dos tienen derecho a expresarse, a pesar de las crisis. Tenga por seguro que ni los divertimentos, ni las aficiones, ni la política se va a parar por una mala situación económica.

Cortinas de humo dijo...

Lean mejor. No es cortina de humo (bueno nombre para un comanche) sino Cortinas de humo, en plural.
Sigan leyendo mejor: critico por igual a ateos y cristianos, aun reconociendo, lo primero de todo, que cada cual tiene derecho a gastarse su dinero en lo que mejor le pete, me parece lamentable que vengan unos y otros a dar la monserga a los trabajadores con asuntos de fe a nadie importan más que a cada individuo. Y si no hay más remedio que aguantar a unos y otros metiéndose donde no les importa, podían hacerlo por propias motivaciones, no para no ser menos que unos excéntricos ingleses.

Pero ustedes parecen sectarios, sólo ven críticas hacia los ateos cuando me meto con todos por igual. Prueben a tomarse unas tilas y a no meterse en lo que la gente cree o descree, y los cristianos, lo mismo. Gracias.

Alea dijo...

A pesar del humo leo muy bien. Se lee entre lineas, se leen los silencios, se leen los tonos generales de los discursos, sus intenciones y su oportunismo, se lee lo que se dice y también lo que se calla.
A pesar del humo leo muy bien o quizá gracias al humo. Y es que el humo dice mucho para el que sabe leerlo, por el humo se sabe donde está el fuego. Incluso diría que el humo no solo se ve, incluso huele, en este caso a chamusquina.

Heli dijo...

Cortinas de humo "me parece lamentable que vengan unos y otros a dar la monserga a los trabajadores con asuntos de fe a nadie importan más que a cada individuo".

Son asuntos de "fe" y asuntos políticos. Tener o no "fe" en un dios y en la doctrina que dicta ese dios a través de sus representantes es también posicionarse sobre muchos temas que tratan sobre cómo organizamos nuestra sociedad, temas como los modelos de familia, las tendencias sexuales, los roles de los sexos, el aborto, los metodos anticonceptivos, la investigación con células madre, etc. No es lamentable, es política, y si los dioses no se metieran en política a lo mejor los trabajadores no tendrían que preocuparse por ellos.

Publicar un comentario

Si desea mantener el anonimato mejor elegir la opción de "comentar como: nombre/URL" y utilizar cualquier nick. Recuerde que en Internet escribir sólo en letra mayúscula significa gritar.

Dibujo de Sol Daiana Murua
"Sol de marzo" de Sol Daiana Murua

Apertura sonora del blog cortesía de Violeta