Agnosticismo blandengue

El agnosticismo es la posición de prudente reconocimiento de la ignorancia sobre la existencia del Gran Pitufo. Y los agnósticos son esos equidistantes prestidigitadores que nos esconden a los dioses entre primeros motores del cosmos o los suplantan por partículas rarunas de astrofísica de atrezzo, apañándoselas para que al final toda discusión sobre dios acabe en surrealistas debates entorno a lo incognoscible.

Los cuentos teístas (los de los dioses de las religiones) merecen ser conectados con la cosmología tanto como los comics de Superman. Es verdad que los superheroes y los dioses nos hablan de la cultura y la historia de su sociedad, pero sabemos que los personajes no son reales ¡Y aun así los superheroes son más verosímiles que las tradicionales figuras mitológicas! El problema viene cuando se mete por medio el agnóstico para enredar con ocurrencias pseudocosmoextrañas a fin de poner algún marco a lo incognoscible, del que el pobre agnóstico por supuesto no sabe nada, aunque eso no le impide hablar, pero que los creyentes en cambio tienen muy claro de quien se trata, que es lo que quiere y como se llama: se llama Dios, nació de la cabeza de Júpiter o de una virgen, es trino, le agrada que le sacrifiques cabras, bebes, doncellas o prisioneros de guerra asirios, quiere que lleves barba, no quiere que te cortes el pelo, quiere que te rebanes parte de la pilila, ha creado un sistema de castas, ha entronizado a Felipe VI o a un jefe infalible que manda sobre una organización de magos, no quiere que folles con gente de tu sexo, no quiere que folles fuera del matrimonio, no quiere que folles... etc.

Sin duda los frikis seguidores de Superman se pueden tomar muy en serio las discusiones sobre la vida del alienígena del planeta Cripton, el sinsentido es meter el agnosticismo dentro de una discusión sobre superheroes, incluso aunque un comic nos ilustre sobre como Galactus creo el universo, incluso aunque Galactus tenga muchos fans, incluso aunque ese comic tenga cuatro mil años de antigüedad.

Cerebro blandiforme de un agnostico estudiado en 1835 por el doctor Gasparelli, eminente frenólogo.

11 comentarios:

Ender dijo...

hombre, pues muchas gracias por la parte que me toca. Y te dire que discrepo completamente de lo que dices, ya que opino que un agnostico puede ser mucho mas que aquello que tu defines.

Chichipio dijo...

Ups... Blandenguismo!

Con lo divertido que es discutir sobre la existencia de "nosequecosa".

Heli dijo...

Mi opinión sobre el agnosticismo siempre levanta polémica. Quiero aclarar que doy por hecho que los agnósticos no son unos blandengues en todo momento y en relación a cualquier tema, ni mucho menos pienso que sean menos inteligentes que los que se consideran ateos. Simplemente tienden a blandenguizarse a la hora de abordar el teísmo.

agnóstico apático dijo...

Me parecen unas críticas poco razonadas. Los agnósticos podemos ser tan blandengues como un ateo o un creyente en cualquier discusión que se precie. No me parece que la etiqueta "agnóstico" copnlleve implícitamente la falta de argumentación en ninguna discusión.

Particularmente, yo sí podría ser un poco blandengue en una charla sobre el teísmo. Como mi propio nick indica, me defino como agóstico apático. O sea que nunca tendría una discusión de ese tipo. Me parecería una pérdida de tiempo.

¡Salud!

Chichipio dijo...

Es cierto, los agnósticos pueden ser tan blandengues como los ateos o creyentes el cualquier discusión, menos en el tema "dios" donde son, por definición, más blandengues.

Malayerba dijo...

Dice nuestro agnostico apatico "No me parece que la etiqueta "agnóstico" copnlleve implícitamente la falta de argumentación en ninguna discusión"

No, la conlleva de forma totalmente explicita. Por definición el agnóstico se declara incapaz de saber. No hace falta argumentar mucho para rendirse antes de pensar y declararse incapaz de saber.

Heli dijo...

Encantado de que hayan publicado en este blog diminuto sus opiniones sobre el tema Agnóstico y Malayerba. Me consta que en esta discusión eterna sobre lo incognoscible agnósticos y ateos no están menos enfrentados que los hobbits y los elfos oscuros. Por eso se agradecen apreciaciones civilizadas como las que han dejado.

Bambú dijo...

Sinceramente, yo creo que uno es agnóstico si no le ha dado suficientes vueltas a la cabeza para decidirse por una postura u otra

RespuestasVeganas.Org dijo...

Yo creo que muchos creyentes se disfrazan de agnósticos para intentar debilitar a la posición ateísta frente a la posición teísta.

El problema no son los "locos", que me parece perfecto que cada uno imagine y crea en lo que quiera sin dañar a los demás, sino que estos locos se organicen para implantar su locura en la sociedad. Por ello, para protegernos de dicho peligro, a quien afirma sin demostrar se le debe negar eternamente.

Saludos,
David.

Heli dijo...

Por mis interminables debates en foros coincido con usted en que la mayoría de "agnósticos" que se empeñan en dar la paliza son de pega. Los *agnósticos de verdad* (¡los blandengues!) no suelen discutir sobre el tema porque tampoco tienen mucho que decir.

Publicar un comentario

Si desea mantener el anonimato mejor elegir la opción de "comentar como: nombre/URL" y utilizar cualquier nick. Recuerde que en Internet escribir sólo en letra mayúscula significa gritar.

Dibujo de Sol Daiana Murua
"Sol de marzo" de Sol Daiana Murua

Apertura sonora del blog cortesía de Violeta