La película de terror holandesa

Fitna es un documental que de no contar con Internet nos pasaría totalmente desapercibido. A causa de la presión mundial que han hecho instituciones y grupos, el filme podría muy bien haber quedado guardado y oculto en la videoteca de algún individuo o club de la ultraderecha holandesa. Y la verdad es que no se habría perdido gran cosa desde el punto de vista informativo y artístico. Salvo que todos perderíamos un poquito más de libertad a causa del miedo y la pegajosa corrección política que aplasta a los europeos. Por fortuna tenemos Internet. Sólo por evitar perder nuestras libertades y por el gusto de meterles el dedo en el ojo (metafóricamente) a los fanáticos que utilizan la violencia para defender sus ideas merece la pena hablar del documental.

Pero no se crean, el vídeo no cuenta nada sobre el islam que no hayamos visto en las noticias o que no se encuentre en el mismo Coran. Es más bien un listado burdo y triste de la violencia de los fanáticos y de alguna de las barbaridades que contiene un texto que pasa por ser el referente ético de millones de creyentes. Si alguien piensa que es un filme que pretende dar una mala imagen del islam estará en lo cierto, aunque el Coran le ha ofrecido el argumento y los islamistas la trama, los efectos especiales y las víctimas.

Es verdad que el vídeo es tendencioso, pero también es cierto que la religión de Mahoma parece haber contratado el servicio de relaciones públicas de Conan el Barbaro. Y en realidad hay muchas formas de presentar el Islam. Tenemos musulmanes que contextualizan, mutilan o reinventan el Coran para armonizar lo mejor posible su ideología con los principios humanistas, igual que han hecho los cristianos con su doctrina hasta dejarla en "Jesus es amor" y poco más (bien es cierto que las más de las veces por pura pereza intelectual). En este caso es una ocurrencia feliz que el humanismo islámico se crea con la verdadera interpretación del Coran. Pero como ocurre con el resto de religiones, si un documento que es referente ético absoluto dice barbaridades, entonces siempre existirán grupos que las interpretarán literalmente.

En todas las religiones existen integristas, personas incapaces de contextualizar históricamente el contenido ideológico de sus libros sagrados y adaptarlo o eliminarlo. Ellos lo siguen, o tratan de seguirlo, tal y como especificaban sus remotos antepasados, al pie de la letra. La diferencia en el número de integristas es lo que hace a las religiones más o menos peligrosas. El cristianismo ha tardado dos mil años en recluir a los suyos en reservas del medio Oeste norteamericano, pero la violencia a escala mundial que desata cualquier crítica o sátira del islam demuestra que aun son demasiados los musulmanes que no asumen la libre expresión porque tampoco han relativizado sus textos sagrados, esto sitúa a una bastante perceptible mayoría de creyentes del islam dentro o cerca del integrismo.
Fitna se puede encontrar en Youtube con subtitulos en castellano:

Video 1
Video 2

0 comentarios:

Publicar un comentario

Si desea mantener el anonimato mejor elegir la opción de "comentar como: nombre/URL" y utilizar cualquier nick. Recuerde que en Internet escribir sólo en letra mayúscula significa gritar.

Dibujo de Sol Daiana Murua
"Sol de marzo" de Sol Daiana Murua

Apertura sonora del blog cortesía de Violeta