El PP defiende los toros

Hace unos meses echaba a andar el blog con una noticia extraordinaria: por primera vez en la historia de la televisión pública, en el año 2007 no se había retransmitido ningún festejo taurino. Parece que Televisión Española y Radio Nacional se han quedado definitivamente sin presupuesto para los toros. Lo que aun mejoraba más las perspectivas de que en el futuro la fiesta taurina fuera felizmente languideciendo. Sin embargo hemos estrenado el año con la noticia de que el Partido Popular, también por primera vez, en este caso en unas elecciones, ha decidido incluir en su candidatura el apoyo a los toros. El PP quiere "demostrar su interés por una actividad económica de primer orden y preservar una señal de identidad cultural propia de nuestro país", por si eso no fuera poco también dicen querer "fomentar el conocimiento de los valores culturales de la fiesta de los toros en conexión con la historia y con el arte"; y, para colmo de males "impulsar la presencia de la fiesta de los toros en los medios públicos de comunicación".

Aparte de pretender endosarnos desde un distópico programa de cultura una "identidad cultural" que no comparte o que directamente desprecia la mayoría de españoles, apoyando las corridas los estrategas populares tiran piedras sobre su tejado ya que los toros tienen divididos a sus militantes y a los votantes potenciales, pues los aficionados a la tauromaquia, igual que sus detractores son transversales a todos los partidos. Es obvio que no va a ser la propuesta del programa que más proclamen en la campaña. Quizá esperan que su mensaje llegue a la industria del toreo y no tanto al resto de los votantes que imaginarán inquietos por cuestiones que afectan menos al bos taurus pero más al bienestar del homo sapiens, olvidando que la gente es capaz de preocuparse por multitud de temas al mismo tiempo, y que gracias a Internet es cada vez más fácil encontrar información sobre las intenciones de los partidos.

El PP no tenía necesidad de perder más votos cabreando ahora a las personas que no disfrutan torturando animales. Podía haberse mantenido como el resto de los grandes partidos obviando la cuestión en sus programas, lo que es lógico en un problema que tiene divididos a sus militantes y simpatizantes. Por ejemplo vemos como el PSOE desactiva propuestas para la supresión de las corridas de toros (o bien desactiva propuestas protaurinas), pero al menos los socialistas no tienen planes para impulsar y promocionar "la fiesta". Con el fin de no perder votos no amenazan las corridas, pero por la misma razón tampoco le otorgan a la industria del toreo más plazas de las que conquistó en los antiguos regímenes.

Esta es en fin una de esas noticias que por unos momentos le hacen perder a uno su siglo, pero ante todo es una cretinez de los redactores del programa del PP. Ya que posicionando a su partido del lado de un colectivo minoritario los ideólogos populares lo empujan un poco más para que se precipite hacia la derrota en las urnas. Puede que no sea un empujón muy grande, pero los populares tampoco están en el mejor momento para que les pongan la zancadilla desde sus propias filas en un punto que además permite a sus enemigos abundar en la caricatura de rancio y carca que le hacen al proyecto Popular. Y en este caso, se lo tendrán bien merecido. Porque esas menciones de apoyo a los toros sólo se entienden a principios del siglo XIX, y de seguro harían muy feliz al infausto rey que cerró periódicos y universidades, abrió escuelas de tauromaquia y restauró la Inquisición. Ahora en el siglo XXI es un despropósito que va contra el trato que damos a los animales en nuestra sociedad.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Si desea mantener el anonimato mejor elegir la opción de "comentar como: nombre/URL" y utilizar cualquier nick. Recuerde que en Internet escribir sólo en letra mayúscula significa gritar.

Dibujo de Sol Daiana Murua
"Sol de marzo" de Sol Daiana Murua

Apertura sonora del blog cortesía de Violeta