La vida de Brian

Cuando aun era un enano encontré este monumento de la comedia. No entendí nada porque la copia de dudosa procedencia estaba en ingles. Pero me desternille de la risa por la gracia y la simpatía que irradiaban los personajes. Unos diez años después descubrí una cinta VHS bastante maltratada y que estaba olvidada en una estantería del videoclub del pueblo, junto a una pila de películas ochenteras azuladas y pegajosas de Chuck Norris y actores de parecida catadura moral que la verdad se merecían el aspecto que tenían.

Con la llegada del DVD comprobé que en las viejas cintas de VHS nuestra censura de finales de los 70 había cortado fotogramas donde se hacia referencia a Jesus (escena del "exleproso"). The Holy Grail, otro film que también hay que recomendar, corrió la misma suerte y al menos se eliminó un fragmento donde sale una animación de Terry Gilliam que representa a Dios en una nube. Si bien parece que la censura aun funcionaba a finales del pasado siglo tampoco hay que asombrarse mucho, ya que La vida de Brian sigue prohibida en las cadenas de televisión pública de muchos países. Principalmente el miedo y de ahí el fanatismo, el autoritarismo, la intransigencia o la intolerancia han provocado que se mutile y se prohíba en tantos sitios la cinta, por eso mismo la cinta continua tan fresca como el mismo día de su estreno. Podría haber resultado aun más fresca, si los Monty guiados por una prudencia que no les perdonará la historia, no hubieran sido los primeros en meter la tijera y eliminar prácticamente todas las escenas de Otto y su batallón suicida del Frente Judaico Popular o del Frente Popular de Judea (nunca sabremos).



Pese a la autocensura estos cómicos ingleses montaron una verdadera bomba del humor inteligente, que no hace concesiones durante el visionado. Un sketch tras otro la película no da cuartel ni ofrecerá respiro siempre que el espectador sea proclive a las comedias del estilo de Ernst Lubitsch o Matt Groening. La Vida de Brian es una sucesión de situaciones cotidianas, hilvanadas con altibajos en una trama disparatada, pero contadas con la maestría suficiente como para hacernos morir de risa en un primer momento y después seguir encontrando nuevos y geniales mensajes y gestos en las actuaciones hasta la enésima vez que la visionemos.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Si desea mantener el anonimato mejor elegir la opción de "comentar como: nombre/URL" y utilizar cualquier nick. Recuerde que en Internet escribir sólo en letra mayúscula significa gritar.

Dibujo de Sol Daiana Murua
"Sol de marzo" de Sol Daiana Murua

Apertura sonora del blog cortesía de Violeta