UbuntuTelevisión

La televisión analógica agoniza, y la TDT nacerá muerta. La decrepitud de los medios que acaparan el espacio radioeléctrico de la televisión tiene su causa en Internet y en las filosofías del mercado del siglo XX con las que funcionan las industrias audiovisuales, que de momento sólo consiguen utilizar las nuevas tecnologías para reproducir los viejos formatos, incapaces de reconocer los cambios de la era digital y de reconfigurar la estrategia con la que dirigen sus producciones.

Si la red sigue mutando y ofreciendo contenidos al ritmo trepidante al que nos tiene acostumbrados, las operadoras de telefonía continúan aumentando la velocidad de conexión y las grandes cadenas de televisión pretenden mantener a sus momias con el mismo vendaje, el futuro será una faraónica banda digital en el cielo llena de contenidos dirigidos hacia nadie. Todo este brillante ejercicio de prospectiva viene a propósito de haber introducido en casa la UbuntuTelevisión.

Llevaba tiempo pensando en adaptar un PC a la televisión del salón sólo para entretenimiento audiovisual de la gente de la casa. Pero la antigüedad y el variado origen de mis computadoras, un tanto parcheadas, hacia que o bien no fuera factible reproducir vídeos o peor: condenaba la empresa a un devenir de continuos cuelgues y reinicios bajo el precario gobierno de Windows. Algo que puede ser desesperante para los que están acostumbrados a valorar la fiabilidad del reproductor por encima de la calidad del medio. Y es que el flujo de las cadenas de televisión es exasperante, disincrono (¿?) y en "tiempo real" suele ser pura basura, pero por desgracia el reproductor no se cuelga tanto como debiera. En realidad es que es muy raro que se vaya a pique el software de los televisores, casi todos resisten sin problema incluso los espacios de "el corazón".

Los usuarios de televisión tienen un límite de tolerancia prácticamente inexistente frente a los retardos que hemos asumido los internautas en el manejo de nuestros cachivaches. Tragedias como esperar a que el antivirus termine de trabajar para que en el Windows se inicie son situaciones muy poco toleradas por el teleadicto de botón inquieto, sin entrar en las reacciones que generan situaciones aun más dramáticas, como cuando se congela la imagen a mitad de la película o el mundo de aventuras y colores desaparece repentinamente en un estridente pantallazo azul de la muerte.

Pero a mediados de este año me di cuenta de que gnu/Linux en la encarnación de Ubuntu se había convertido en un sistema operativo completamente adaptado al nivel hommersimpsoniano de los usuarios de Windows. No he tenido que invertir demasiado esfuerzo ni desencadenar grandes tragedias o apaleamientos de pantalla en la instalación de los reproductores de vídeo, de música, codecs, etc. Además incluí algunos programas visualmente apabullantes e intelectualmente efectistas como Celestia o Stellarium, para dejar con la boca abierta a las visitas.

Astutamente camuflado bajo la apariencia de la versión soviética de un XP la fauna del salón maneja ahora sin miedo el Ubuntu mientras devoran mis provisiones de nachos y patatas fritas.

6 comentarios:

2 dijo...

Enhorabuena por el artículo, me ha encantado.
Y ahora que he cumplido con la parte que me corresponde como fan ¿Qué Linux que NO sea Ubuntu me aconseja usted? Probé el Ubuntu en un LiveCD (aquello de los experimentos y la gaseosa) y, bondades aparte, que las tiene en abundancia, me resulta feo e incómodo. Estoy pensando en PCLinux, Granular o Famelix, que creo que son distribuciones con apariencia de XP y nivel de dificultad parvulario del sistema pingüinesco. Es que me gusta Windows, mucho, pero intuyo que puede haber algo aún mejor en los lejanos casquetes polares. Mis computadoras son todas de la arquitectura PC, así que descartado el MacOS creo que sólo hay alternativas serias en Linuxlandia, pero después de mi experiencia con Ubuntu, me he enfriado más que la mascota del sistema.

Fíjese qué nivel tengo que todavía no se si el ADSL inalámbrico y el eMule son compatibles con Linux :s

Shalom

Heli dijo...

Para que un Linux pille el wifi necesita tener instalado el hardware (el receptor de wifi, con su antenita), pero claro el fabricante del receptor tiene que haber hecho los drivers para el Linux.
El Emule del Linux se llama Amule y es un clon que sorprende de vez en cuando con algunos bugs raros en su interface, pero que corre que se las pela. Tengo un PC del siglo pasado con Ubuntu dedicado sólo al Amule, funciona día y noche desde hace medio año y es imparable e insumergible, solo se reinicia cuando hay algún corte de suministro eléctrico.
Pero creo que no soy el más indicado para responder sobre el tema de los Linux, porque en realidad sigo siendo un windosero que sólo ha probado un par de distribuciones de Linux superautomatizadas, de otra forma no me habría atrevido, la terminal y escribir comandos interminables me da mucho susto.
Generalmente funciono con un Windows preinstalado en un PC nuevecillo, y el Linux lo dejo para la música, las peliculas, los juegos y la mula en el resto de los PCs, los clonicos y los más antiguos.
Empecé primero con Kubuntu, que tiene el escritorio KDE, y viene con una configuración inicial muy parecida a la de Windows. Es un escritorio más amigable y algo más fino que el de GNOME (el que lleva Ubuntu), y para un windosero es muy facil de trastear y modificar.
Exactamente no se muy bien por qué estoy con Ubuntu porque Kubuntu me parecía más divertido y configurable (y no digamos ya con el supercubo flotante de Beryl), creo que se debio a que el ubuntu me daba menos problemas para reconocer discos o no se muy bien que cosa... y también tengo la sensación de que consume menos recursos que el KDE. Y aunque el ubuntu-gnome no parece tan sofisticado las dos últimas versiones se han portado muy bien, aun no he conseguido que se cuelgue (aunque los programas petan de vez en cuando como en todos sitios), me reconoce todo el hardware, no hay casi que trabajar para configurar las cosas y ni siquiera hay que acudir a programillas ajenos para meter los codecs propietarios.
Del resto de distribuciones es que soy un completo ignorante. Solo se que si uno quiere estar en la vanguardia linuxera y codearse con la sociedad más geek y elitista tiene que instalarse el Debian así nomás, aunque me temo que eso significa andar con la terminal :S

Luis Rivera Sanchez dijo...

Vaya fantasmada que le has hecho a tu Ubuntu con ese aspecto cutre de windows, recuerda GNU is not Unix y GNU/Linux no es windows.
Otra cosa beryl apesta intalar un S.O. solo por un cubo gilipollas es eso, una gilipollez.
Lo importante de linux es la libertad y claro esta tambien lo es la gratuidad de la mayoria de sus distribuciones.
Debian es la libertad absoluta.

Heli dijo...

Ya bueno, pero Debian es un lío. Y si, "absoluta libertad" si tienes tiempo para leerte las cuatropecientas mil paginas del manual. Los windoseros que no somos programadores no tenemos tiempo para complicarnos la vida con distribuciones de Linux a pedales. Y el supercubo flotante de Beryl esta muy bien. :o)

Ateo Militante dijo...

Pues habrá que ver que atenuantes existan para que alguien de a cualquier sistema operativo la apariencia de Windows (aunque ese sistena operativo SEA Windows).

Lo que creo que no haría es subestimar un entorno gráfico porque sea amigable o bonito. Simplemente la gente no quiere usar la PC para estar un mes configurando SAMBA o jugando con IPTABLES. Muy linda la libertad, y es seguramente una de las mayores ventajas que nos trae Linux... Pero La gente además de un sistema operativo libre necesita que le sea útil sin dejar de trabajar para aprender a usarlo.
Lo mismo que no me gustaría que alguien me menosprecie porque no conozco la mecánica de mi auto, entiendo que los simples usuarios de PC no quieren aprender como funcione linux por dentro. Quieren que sea fácil, práctico y bonito.
Y a mi no me cabe duda el indudable aporte de ubuntu a todo esto.
Si alguna vez linux se convierte en un sistema operativo para más que cuatro o cinco gatos locos no va a ser por fundamentalistas informáticos, sino por el esfuerzo de los que quieren acercar el software libre también a los que no son expertos.

Saludos

2 dijo...

¡Abajo la libertad! ¡Vivan las "caenas"!

:P

Publicar un comentario

Si desea mantener el anonimato mejor elegir la opción de "comentar como: nombre/URL" y utilizar cualquier nick. Recuerde que en Internet escribir sólo en letra mayúscula significa gritar.

Dibujo de Sol Daiana Murua
"Sol de marzo" de Sol Daiana Murua

Apertura sonora del blog cortesía de Violeta