¿Qué es la ilustración?

La ilustración es la salida del hombre de su minoría de edad. El mismo es culpable de ella. La minoría de edad estriba en la incapacidad de servirse de su inteligencia sin la guía de otro. Esta incapacidad es culpable porque su causa no reside en la falta de inteligencia sino de decisión y valor para servirse por sí mismo de ella sin la tutela de otro. ¡Sapere aude! ¡Ten el valor de servirte de tu propia razón!: he aquí el lema de la ilustración.

La pereza y la cobardía son causa de que una tan gran parte de los hombres continúe a gusto en su estado de pupilo...; también lo son de que se haga tan fácil para otros erigirse en tutores. ¡Es tan cómodo no estar emancipado! Tengo a mi disposición un libro que me presta su inteligencia, un sacerdote de almas que me ofrece su conciencia, un médico que me prescribe las dietas, etc, etc, así que no necesito molestarme. Si puedo pagar no me hace falta pensar, ya habrá otros que tomen a su cargo, en mi nombre, tan fastidiosa tarea. Los tutores, que tan bondadosamente se han arrogado este oficio, cuidan muy bien que la gran mayoría de los hombres (y no digamos que todo el sexo bello) considere el paso de la emancipación, además de muy difícil, en extremo peligroso. Después de entontecer sus animales domésticos y procurar cuidadosamente que no se salgan del camino trillado donde los metieron, les muestran los peligros que les amenazarían caso de aventurarse a salir de él. Pero estos peligros no son tan graves pues, con unas cuantas caídas, aprenderían a caminar solitos; ahora que, lecciones de esa naturaleza, espantan y le curan a cualquiera las ganas de nuevos ensayos.

Es, pues, difícil para cada hombre en particular lograr salir de esa incapacidad, convertida casi en segunda naturaleza. Le ha cobrado afición y se siente realmente incapaz de servirse de su propia razón, porque nunca se le permitió intentar la aventura....

Pero ya es más fácil que el público se ilustre por sí mismo y hasta, si se le deja en libertad, casi inevitable. Porque siempre se encontrarán algunos que piensen por propia cuenta, hasta entre los establecidos tutores del gran montón, quienes, después de haber arrojado de sí el yugo de la tutela, difundirán el espíritu de una estimación racional del propio valer de cada hombre y de su vocación a pensar por sí mismo....

Mediante una revolución acaso se logre derrocar el despotismo personal y acabar con la opresión económica o política, pero nunca se consigue la verdadera reforma de la manera de pensar; sino que, nuevos prejuicios, en lugar de los antiguos, servirán de riendas para conducir al gran tropel.

Para esta ilustración no se requiere más que una cosa, libertad; y la más inocente entre todas las que llevan ese nombre, a saber: libertad de hacer uso público de su razón íntegramente. Mas oigo exclamar por todas partes: ¡Nada de razones! El oficial dice: ¡no razones, y haz la instrucción! El funcionario de Hacienda: ¡nada de razonamientos!, ¡a pagar! El reverendo: ¡no razones y cree!... Aquí nos encontramos por doquier con una limitación de la libertad. Pero ¿qué limitación es obstáculo a la ilustración? ¿Y cuál, por el contrario, estímulo? Contesto: el uso público de su razón le debe estar permitido a todo el mundo y esto es lo único que puede traer ilustración a los hombres.

Una generación no puede obligarse y juramentarse a colocar a la siguiente en una situación tal que le sea imposible ampliar sus conocimientos (presuntamente circunstanciales), depurarlos del error y, en general, avanzar en el estado de su ilustración. Constituiría esto un crimen contra la naturaleza humana, cuyo destino primordial radica precisamente en este progreso.... Puede un hombre, por lo que incumbe a su propia persona, pero sólo por un cierto tiempo, eludir la ilustración en aquellas materias a cuyo conocimiento está obligado; pero la simple y pura renuncia, aunque sea por su propia persona, y no digamos por la posteridad, significa tanto como violar y pisotear los sagrados derechos del hombre.

Immanuel Kant, 1784

Entradas relacionadas:

16 comentarios:

Cerebros Prometéicos dijo...

La entrada de hoy es hiperfantástica!
Una clara defensa contra los dogmas y una dosis de racionalismo inyectada en las venas.
gracias Kant :)

zen dijo...

Hola Heli,

me gustó este texto que pusiste de de Immanuel Kant, voy a utilizarlo en mi blog.

Muchas gracias :)

Heli dijo...

Me alegro, es un texto que encontré en la red hace diez años, y seguramente es más antiguo :|

karol dijo...

el texto es simplemente... una belleza
comparto opinon con tRANSON
Kant for president!!!
Necesitamos muchas personas en este mundo como Kant con ese pensamiento... gracias

Heli dijo...

Un texto brillante si señora. Lo que es inquietante es que no ha envejecido nada.

Anónimo dijo...

no me sirvio para lo que estoy buscando asi que pues

me da igual bueno...seguire buscando lo que nesecito bye.......

Anónimo dijo...

hola es un buen texto, puedes escribirme a www.fpn@hotmail.com

historia.academia.htc dijo...

Pero podemos decir que a pesar de todo el tiempo que ha pasado desde que Kant en 1784 escribe ¿Qué es la ilustración? en el cual plantea el proyecto ilustrado no ha llegado a buen puerto.

Anónimo dijo...

Razonamiento e ilustración "para quienes"?. Desafortunadamente casi toda la humanidad no se puede desprender de las maravillas que producen pocos. Si tan solo fuese posible la autonomía racional en contraste a la incapacidad; este y muchos otros escritos serian comentarios comunes y corrientes? Según nietzsche la educación se tornó improductiva cuando se hiso algo común.....

Anónimo dijo...

me gusto el texto...es comprensible,clara i sin tantos rodeos y con algunos ejm!
grax. me servira de muxo (*)(*)(*)(*)(*)

Anónimo dijo...

me gusto el texto por ke es amable comprensivo att: brenda geraldin

Anónimo dijo...

bobooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooo

Publicar un comentario en la entrada

Si desea mantener el anonimato mejor elegir la opción de "comentar como: nombre/URL" y utilizar cualquier nick. Recuerde que en Internet escribir sólo en letra mayúscula significa gritar.

Dibujo de Sol Daiana Murua
"Sol de marzo" de Sol Daiana Murua

Apertura sonora del blog cortesía de Violeta